Día histórico: Científicos del #LIGO confirman la existencia de ondas gravitacionales

Hace 100 años, en 1916, Albert Einstein predijo la existencia de las onda gravitacionales y, desde entonces, los científicos han estado en la búsqueda de comprobarlo.

Hace 100 años, en 1916, Albert Einstein predijo la existencia de las onda gravitacionales y, desde entonces, los científicos han estado en la búsqueda de comprobarlo.

100 años después, esta mañana se ha comprobado su existencia. Esto ha sido confirmado por investigadores del Laser Interferometer Gravitacional Wave Observatory o LIGO

después de que, hace un mes, se encontraran las primeras evidencias. La primera vez que se observaron las ondas gravitacionales fue el 14 de septiembre del año pasado, por los detectores del LIGO. La fuente fue una enorme colisión de dos agujeros negros que sucedió hace mil 300 millones de años.

Pero, a todo esto, ¿qué son las ondas gravitacionales?

Bueno, todos los objetos con energía que se encuentran a lo largo y ancho del universo producen esas ondas en el espacio-tiempo, incluso nosotros las producimos cuando hacemos algo como bailar o saltar. Sin embargo, estas ondas son increíblemente pequeñas por lo que la única forma de detectarlas es en eventos muchísimo más grandes como la colisión de dos agujeros negros, por ejemplo.

Esto produce ondas parecidas a las que vemos en el agua, solo que son muchísimo más difíciles de observar. De hecho, son mucho más pequeñas que el diámetro de un átomo.

Entonces, gracias al LIGO, ya sabemos que esas ondas son completa y absolutamente reales pero ¿por qué esto es tan importante?

Porque abre todo un nuevo abanico de posibilidades en lo que respecta a la exploración y nuestro entendimiento del universo.

No solo confirma el hecho de que los agujeros negros existen, sino que es posible estudiar su comportamiento, algo que hasta ahora era muy complicado de hacer ya que los agujeros negro no emiten luz.

También confirma varias partes importantes de la teoría de la relatividad de Einstein que es el fundamento de la física moderna por lo que no tenemos que reinventar el conocimiento que ya teníamos del universo. Esencialmente, ahora podemos utilizar la gravedad como otro elemento para explorar el universo.

Es el fin de toda una era y el comienzo de una muy emocionante nueva etapa en la que las ondas gravitacionales nos dirán muchísimas cosas que no sabíamos sobre el universo en el que vivimos.

Por cierto, si quieren escuchar como suenan estas ondas, aquí hay un clip de audio:

Via Gizmodo
Top Relacionadas