Descubren fósil prehistórico en perfecto estado en un mercado

Con los avances en la tecnología, la paleontología, una de las ramas más complicadas de la ciencia, ha hecho descubrimientos increíbles en los últimos años.

Paleontología

Sin embargo, y como diría nuestro Divo de Juárez, el tiempo pasa y nunca perdona, haciendo que muchos de los registros fósiles que aún quedan en el mundo, se convierten en polvo, dejando muchas dudas en el aire.

Pero como cuando uno pierde las llaves del carro, las cosas aparecen en donde menos lo esperamos.

¡Mocos! ¿Y las llaves?

Descubierto en un mercado birmano en Birmania (obviamente), un paleontólogo chino, descubrió un ámbar con el resto de una cola con todo y plumas, de un dinosaurio de hace más de 99 millones de años.

Archeops

¡No, en Gamefreak no se les han acabado las ideas, es solo que ustedes no tienen imaginación!

Los mercaderes birmanos, pensaban vender este vestigio histórico, cual vil bisutería barata; como si de mercancía se tratara… umm, nada nuevo por aquí.

Volviendo al tema en cuestión, este descubrimiento del paleontólogo Lida Xing, de la Universidad China de Geociencias en Beijing, al ver la piedra del tamaño de un durazno, decidió comprarla para indagar un poco más en su interior.

Ámbar

Al llevarlo a su laboratorio –neeerds– junto a sus colaboradores y un grupo de investigadores provenientes del reino de los alces (Canadá) y el Reino Unido, encontraron en su interior uno de los restos fósiles mejor preservados de la historia.

“Me di cuenta de que el contenido era de un vertebrado, probablemente un terópodo, pero no una planta. No estaba seguro de que el comerciante realmente entendiera lo importante que era este espécimen, pero no subió el precio.”

Vaya, sin duda hay que aplaudir la honestidad del paleontólogo, que simplemente pudo haber comprado la piedra sin decir pío y regodearse en su crapulencia.

Fray - GIF

En su reporte, estos investigadores sugieren que la cola, con un tamaño de 3.7 centímetros y cuyas plumas tienen una coloración marrón; pudo haber pertenecido a un grupo de terópodos no aviar, posiblemente al grupo de los velociraptores y tiranosaurios.

Ambar Prehistórico

“Esta es la primera vez que encontramos material de dinosaurio preservado en ámbar.”

En entrevista con The Guardian, Ryan McKellar, investigador del Royal Saskatchewan Museum en Canadá, asegura que según la anatomía del resto fósil, este le perteneció sin duda alguna, a un dinosaurio y no a un ave; especulando que de tener al espécimen completo, este sería del tamaño de un gorrión.

Y pues sí, Jurassic Park –a pesar de lo que dicen algunos– no nos mintió… bueno, no del todo. Ya que con cada nuevo descubrimiento, los dinosaurios siguen pareciéndose más a un guajolote sobrealimentado.

Es por esto, que no podemos tener cosas bonitas.