El futuro de México en la exploración espacial: Entrevista con Alejandro Chávarri

Cohetes, hoyos negros, galaxias lejanas y varias cosas más las asociamos siempre a la NASA y otras agencias, sin embargo, muchos desconocemos que en México existe una Agencia Espacial propia.

Para arrojar más luz sobre este tema, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Alejandro Chávarri, un hombre que

durante más de 15 años ha dedicado sus esfuerzos a promover la investigación espacial en México y está contendiendo para ser el director de la Agencia Espacial Mexicana.

Hablamos sobre la importancia de la agencia así como de su rol en el futuro de la exploración en el espacio.

Sopitas.com: ¿Para la gente que no lo sabe, qué es la Agencia Espacial Mexicana y cual es su función?

Alejandro Chavarri: La Agencia Espacial Mexicana (AEM) es un organismo público descentralizado del Gobierno Mexicano, encargado de coordinar la Política Espacial de México a fin desarrollar la tecnología, a los especialistas y la infraestructura necesarias para la consolidación del sector espacial en el país.

Al realizar estas tareas se busca traer beneficios tangibles a la sociedad mexicana en materia de seguridad poblacional (monitoreo de posibles desastres naturales, por ejemplo). También coloca a México como un país que interactúa en el ámbito espacial con sus científicos y tecnólogos en eventos internacionales.

Finalmente, un punto clave es que, estimula los encuentros a lo largo y ancho de la República para que los mexicanos interesados puedan aprender, discutir e incrementar nuestra capacidad para alcanzar la siguiente frontera (la de los 100 kilómetros sobre la tierra que pisamos). Los interesados pueden leer la ley que la crea en el DOF.

Sopitas.com: ¿Qué es lo que llevó a la creación de la agencia?

AC: La necesidad contar con un organismo que coordine las acciones en materia espacial y que contribuya al desarrollo tecnológico y de innovación de México en el campo de la astronáutica. Además que contribuya al crecimiento continuo de la industria aeroespacial nacional y potencializar su desarrollo para el beneficio económico, académico y científico de nuestra nación.

La Agencia Espacial Mexicana (AEM) emerge de un proceso legislativo del cual se promulga una ley para su creación. Dicho proceso de formación fue impulsado por grupos de la sociedad civil que incluía: académicos, empresarios y tecnólogos de la industria, científicos y gente civil interesada en el espacio. Claro que además el gobierno consideró que era imperante que México realizará un nuevo esfuerzo en la materia.

A partir de su aprobación, se llevó a cabo un proceso (establecido en la ley) que tuvo como objetivo: publicar la política espacial de México y solicitando la designación del primer Director General, con periodicidad de 4 años, el 1° de noviembre de 2011 por parte del Presidente de la República.

Sopitas.com: ¿Por qué es importante que exista una agencia espacial en nuestro país?

AC: Su importancia radica en la latente detonación de una actividad económica relevante en un nuevo sector industrial para la nación al mismo tiempo que se desarrollan más formas de proveer información geoespacial para el beneficio y seguridad de la población.

Un punto clave más es la importancia categórica de inspirar nuevas generaciones de jóvenes en áreas científico-tecnológicas a lo largo y ancho de nuestra próspera nación lo que seguirá alimentando la representación de nuestra patria en círculos internacionales que buscan colaborar y compartir con la información que todos en el sector aprenden e investigan.

No podemos negar el orgullo y credibilidad que han dado las figuras mexicanas relacionadas con la exploración y comprensión del espacio.

Sopitas.com: ¿Cual es tu función dentro de la Agencia Espacial Mexicana?

AC: Yo no formo parte del equipo de trabajo de la AEM actualmente. Mi interés es poder ser el siguiente director de la Agencia, ya que es un tema que me apasiona décadas antes de haber tenido la oportunidad de ser parte de las mesas que desarrollaron los esquemas bajo los que hoy opera.

Sopitas.com: ¿Qué es lo que te ha inspirado a dedicar tus esfuerzos a la promoción de la investigación espacial en México?

AC: Me inspira saber que por medio de las actividades espaciales pueden generar nuevas oportunidades laborales, de inversión y que fomenten el desarrollo económico para los mexicanos. Contribuir para crear espacios de colaboración interdisciplinaria entre el gobierno, la industria, nuestras fuerzas armadas y la academia para la generación de innovación tecnológica que brinde beneficios sociales y económicos.

Por supuesto que también viene la parte emotiva, especialmente enfocada en el orgullo de saber que mi país cuenta con el talento y la capacidad para emprender proyectos de alta tecnología y bajos márgenes de error. Que se cuente con los elementos, como nación, para luchar con mayor tesón por un papel relevante en acontecer mundial volviéndonos una voz reconocida en la materia. Dejar de seguir y empezar a ser parte de los equipos internacionales que lideran conversaciones espaciales.

Sopitas.com: ¿Cuales son los retos a los que se enfrenta esta agencia?

AC: Los mayores retos que veo si obtuviera la dirección de la AEM y en los cuáles enfocaría mi atención serían: enfrentar el problema de confiabilidad por parte de la sociedad para entender las actividades de la Agencia. Además trabajar en fomentar la creatividad y encauzarla correctamente para entonces actuar con Inteligencia para resolver los paradigmas nacionales.

Hay que actuar en equipo y con perseverancia ante cualquier desafío, y lograr una contribución colaborativa importante en mejorar productividad de México en el sector.

Sopitas.com: México no es un país muy prolífico en la exploración espacial ¿crees que la Agencia Espacial Mexicana pueda cambiar esto?

AC: México ha realizado actividades espaciales con el pasar de los siglos y más en las últimas décadas. La de mayor tradición y referente histórico es la astronomía. Ha habido esfuerzos importantes en cohetería y fabricación de satélites artificiales y se ha forjado un sólido grupo de investigadores en ciencias espaciales.

Además contamos con excelentes ingenieros en telecomunicaciones satelitales que habilitan los servicios en la materia. En el campo de exploración del territorio nacional desde el espacio tenemos ingenieros y científicos expertos en meteorología basada en satélites, percepción remota y cartografía satelital, entre muchas otras especialidades clave para el desarrollo de nuestros recursos naturales y desarrollo de infraestructura nacional.

El papel de la AEM debe ser el de coordinar, diversificar, promover y detonar mayores oportunidades en el campo espacial, más que cambiar las circunstancias actuales. La AEM debe dar relevancia a las actividades espaciales al hacer tangibles los beneficios de las áreas que la conforman hacia la sociedad mexicana.

Sopitas.com: ¿Qué es lo que haces para promover a la agencia y la investigación espacial en general?

AC: Divulgo mi conocimiento sobre el sector  y comparto mi interés en el área desde hace tiempo escribo un blog (www.alejandrochavarri.wordpress.com). En el hablo sobre temas de actualidad en la materia espacial y participo en un comité del American Institute of Aeronautics and Astronautics.

Dicho comité se encarga de analizar la situación de la fuerza laboral del sector aeroespacial, y de defensa, proponiendo acciones para responder a las oportunidades que se identifiquen. Además promuevo, ante diferentes actores y cámaras industriales, una visión de una Agencia Espacial que pueda detonar resultados en tiempos cortos con base en oportunidades de bajo costo.

Fundé la primera asociación de ingeniería enfocada a aeronáutica y astronáutica, he coordinado talleres, impartido conferencias, publicado y difundido las actividades espaciales, y dado asesorías para entender el sector aeroespacial. Eso me ha llevado a colaborar con instituciones como la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA), la Oficina del Espacio Exterior de la Organización de Naciones Unidas (UNOOSA), la Federación Internacional de Astronáutica, la Space Foundation, la Fundación México – EEUU para la Ciencia, entre muchos otros organismos enfocados a actividades espaciales.

Finalmente fui parte del grupo promotor que impulsó en el H. Congreso de la Unión, y en el Poder Ejecutivo, la aprobación de la Ley que crea la AEM. Esto me colocó en el equipo de trabajo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que llevó a buen puerto el proceso de creación y puesta en operación de la Agencia en 2011.

Sopitas.com: ¿Crees que la agencia pueda tener un rol importante en una eventual misión a Marte?

AC: México en la actualidad hace contribuciones en las misiones robóticas a Marte en su parte científica a través de un grupo de investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México liderado por el Doctor Rafael Navarro. Por esta razón considero que México hará contribuciones importantes a través de algunos de nuestros científicos y que nuestra Agencia Espacial realizará proyectos que les permitirán hacer mayores contribuciones por medio de la innovación en los próximos cuatro años; las cuales, a su vez, podrán ser utilizadas para mejorar la vida de los mexicanos.

Eso es un tema que me importa mucho si llegara a obtener la dirección: incubar nuevos proyectos que no vean límites en el sistema solar y acelerar aquellos que ya se mueven en nuestro espacio pero no a la velocidad que se requiere en este entorno.

Sopitas.com: ¿Cual crees que sea el futuro de la Agencia Espacial Mexicana?

AC: El futuro de la Agencia Espacial Mexicana debe ser uno de alto dinamismo, con adaptabilidad constante al cambio, y un equipo consolidado formado por un extraordinario talento. Una Agencia que se encuentra intercambiando con la sociedad de manera clara y tangible sus resultados representados en beneficios sociales y económicos para el país.

Debe mostrar su papel de representar a un país líder, y latinoamericano, que genera importantes contribuciones a los programas de los países que hoy destinan más de $2,000 mdd anuales de presupuesto público en el subsector (China, Estados Unidos, Francia, Japón y Rusia) de una manera colaborativa y profesional.

El subsector espacial representa una inversión económica mundial por $330 mil millones de dólares anuales, y en varios países de la OCDE se invierte en promedio el 5% de su presupuesto público de ciencia y tecnología en actividades espaciales. México debe aspirar a que para el 2025, a través de formas innovadoras de financiamiento, se pueda llegar destinar más del 5% de las inversiones en ciencia y tecnología de todo el país hacia las actividades espaciales.