Con el CES 2017 preparado para arrancar de manera oficial el día de mañana, varias empresas de tecnología ya se encuentran demostrando sus propuestas para deslumbrarnos en el evento.

Entre los avances más importantes, se encuentran las innovaciones en la conducción automatizada, campo en al cual empresas como Tesla Motors

se han especializado.

Y como era de esperarse, otras compañías le quieren hacer competencia y se encuentran en la búsqueda de ganarle el quite a la empresa de Elon Musk. Una de ellas, es la compañía Faraday Future, quienes presentaron su alternativa a los autos de Tesla, el FF91:

Faraday Future FF91

Este automóvil que puede ir a 700km por hora y con 1050 caballos de fuerza, es capaz de conducirse por sí solo, logrando ubicarse de manera perfecta en cualquier lugar gracias a sus muchos sensores y artilugios de posicionamiento.

Este demostró sus capacidades cuando el Alcalde de Las Vegas, con tan solo apretar un botón, nos demostró las capacidades automáticas del FF91. Sin embargo, al intentar hacer lo mismo sobre el escenario y ante un amplio público, el automóvil simplemente no se movió:

Presentado por el Vicepresidente Senior de Ingeniería de Faraday Future, Nick Sampson, el FF91 llegó al escenario conducido de la mano de Jia Yueting, fundador de LeCo y principal inversor de la compañía. Un poco nervioso, Yueting bajó del vehículo y al intentar hacer que el auto se moviera, este se quedó parado.

Afortunadamente, y después de que un técnico le metiera mano al automóvil, el necio armatoste por fin arrancó y se detuvo en el centro del escenario obteniendo un gran aplauso por parte de los presentes.

En fin, una pequeña falla técnica la puede tener cualquiera, pero al momento de hacer tu presentación triunfal y que te pase algo así, puede arruinar todo el momento.