Si tienen Bitcoin en sus carteras seguro saben de qué estamos hablando y entendemos si no están de humor para platicar. Si ustedes no han invertido en el mundo de las criptomonedas, solamente échenle un ojo a los precios en estos días de noviembre para que vean que las monedas digitales se acaban de volver a desplomar gacho.

Como si la cosa no hubiera estado suficientemente complicada, las criptomonedas acaban de sufrir —de nuevo— un duro golpe.

criptomonedas
Imagen: Pixabay

Sin embargo, el golpe de esta semana no se presenta solo en las carteras de los usuarios de Bitcoin; también terminó por sacudir la confianza de todo el ecosistema digital después de un evento completamente inesperado: la aparatosa caída de FTX.

El desplome de FTX

FTX es —¿o era?— una de las principales plataformas de intercambio de criptomonedas en el mundo. Tenía más de un millón de usuarios activos y registrados. Se trataba de uno de los nombres más populares, conocidos y consumidos, al grado que patrocinaban estadios de la NBA o se presentaban en los uniformes de las Ligas Mayores de beisbol.

Su fundador superestrella, Sam Bankman-Fried, coqueteó con ayudarle a Elon Musk a comprar Twitter.

Todo era miel sobre hojuelas en la vida de FTX hasta que un reporte publicado por CoinDesk destapó lo que parecía ser una crudísima realidad: la empresa no tiene todo el dinero que decía tener. Estaban frente a una crisis de liquidez marca diablo.

FTX-desplome-aparatoso-que-paso-bitcoin-precio-binance-compra-liquidez-cripto-3
Foto: FTX

¿Cómo está eso? Pues ahí les va.

Sin enredarnos mucho, la empresa FTX funciona con un token interno llamado FTT que valía aproximadamente 25 dólares. El reporte de CoinDesk que escandalizó al mundo digital reveló que otras empresas —todas del mismo dueño— aseguraban invertir su dinero en FTT, pero no los tenían realmente. Al mismo tiempo, FTX reportaba esas inversiones, pero no estaban sustentadas en dólares reales.

De acuerdo con Slate, ese dinero “inexistente”, fundamentado en tokens de 25 dólares, eran más de 6 mil millones de dólares.

Eso parecía ser suficientemente trágico, pero el desplome de FTX se puso todavía peor con la aparición a escena de Binance, que terminó por demostrarle al mundo el tamaño de la crisis de liquidez a la que se estaban enfrentando.

El papel de Binance

Binance es otra de las principales plataformas de intercambio de criptomonedas en el planeta.

Normalmente —en el coto, pues— se le asocia como un competidor directo de FTX. Sin embargo, esa rivalidad no se hace presente en la vida diaria pues ambas compañías tienen una larguísima historia de colaboración. Al grado que Binance invierte directamente en FTX.

Y justo en esas inversiones tronó el abarrote.

Después de las revelaciones de CoinDesk que sacudieron el ecosistema, Binance anunció que venderían inmediatamente todos sus activos de FTX y venderían, también, todas sus inversiones del token FTT. Eso significaba, de manera repentina, la salida de más de 2 mil millones de dólares. “Debido a la liquidez limitada, esperamos que tarden unos meses en completarlo”, anunciaron.

FTX-desplome-aparatoso-que-paso-bitcoin-precio-binance-compra-liquidez-cripto-2
Foto: Binance

Empujados por los reportes de la veracidad de su contabilidad, sin liquidez suficiente para pagar las salidas y con el mundo de las criptomonedas tambaleando, FTX estaba en caída libre.

Hasta que apareció nuevamente Binance (momentáneamente).

En un curioso mensaje en sus redes sociales, el CEO de FTX anunció que Binance compraría la compañía valuada en 32 mil millones de dólares. Por su parte, Binance dijo que estaban respondiendo a un “llamado de ayuda” de sus competidores para salir de la crisis de liquidez.

Ese acuerdo apenas comenzaba a discutirse y habría significado una enorme colaboración en el mundo digital, pero más tardó en anunciarse que se cayó.

Después de platicar de manera interna, Binance anunció que retiraba su oferta para comprar y para convertirse en un salvavidas. Binance explicó, sin dar muchos detalles, que gracias a los informes de fondos de clientes mal manejados y las investigaciones de los reguladores de Estados Unidos, entendieron que el hoyo en donde está FTX es más grave de lo que habían pensado.

En consecuencia, Bankman Fried, CEO de FTX, afirmó que sin efectivo va a tener que declararse en bancarrota.

Se llevaron a Bitcoin entre las patas

En pocas palabras, la crisis de confianza y la certeza de que FTX no tenía dinero suficiente desataron una salida masiva, provocando un desplome en los precios.

El token interno llamado FTT se cayó más del 90%, cotizando apenas en poco más de 2 dólares —cuando antes del caos valía 25. Al mismo tiempo, los Bitcoin cayeron cerca del 13%, Ethereum viene con 21% a la baja y otras más como Solana también están resintiendo la sacudida.

En un momento crítico se reportó que FTX ha dejado de permitir las ventas y no presenta las salidas en su sistema.

FTX-desplome-aparatoso-que-paso-bitcoin-precio-binance-compra-liquidez-cripto-1
Meme // FTX

Todo en el mundo de las criptomonedas son número rojos.

El desplome de FTX, uno de los gigantes del mundo digital, llega en un momento dificilísimo. La crisis de liquidez —así como el desplome de los precios— golpearon directamente a un naciente mundo digital que, más allá de hablar de millones de dólares, dependía de la confianza de sus usuarios.

Soy Max Carranza y me he pasado la vida rodeado de memes, cultura digital y bastantes horas frente a las pantallas. En el camino me encontré la pasión por abordar los temas sociales más urgentes e intentar... More by Max Carranza

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook