En 2013 la firma estadounidense de robótica, Boston Dynamics, se convirtió en un hito cuando presentó al mundo a ‘Atlas’, el humanoide bípedo capaz de realizar tareas de búsqueda y rescate, pero desde entonces, lo hemos visto aprender a transportar objetos, desplazarse por terrenos irregulares y hasta lograr saltos impecables, pero ahora, nuestro niño ha crecido, alcanzado otro nivel: se ha convertido en un experto en parkpour.

La compañía compartió un vídeo titulado “Más Parkour”,  donde se puede apreciar cómo ‘Atlas’, inicia con una rutina de saltos perfectos hacia adelante, se para de manos, mientras el sonido de su mecanismo se logra escuchar como el clásico ruido de un robot, rueda sobre sí, gira 365 grados y brinca con las piernas separadas para terminar con los brazos extendidos,  tal como si fuera un atleta.

‘Atlas’, el robot de Boston Dynamics ahora es un experto en parkour

Youtube

Un nuevo flujo de trabajo ayuda a ‘Atlas’ a realizar estos movimientos suaves al tiempo que reduce el tiempo de desarrollo y logra una tasa de éxito de rendimiento de aproximadamente el 80 por ciento, gracias a sus sensores en cuerpo y piernas activadas por energía hidráulica.

“Primero, un algoritmo de optimización transforma las descripciones de alto nivel de cada maniobra en movimientos de referencia dinámicamente factibles. Atlas realiza un seguimiento de los movimientos utilizando un modelo de controlador predictivo que combina suavemente de una maniobra a la siguiente“, explica la firma en la descripción del vídeo publicado en YouTube.

Si bien Atlas no es capaz de saltar de un edificio a otro a grandes alturas como lo hacen los deportistas más atrevidos, ‘Atlas’ impresiona por su capacidad de movimiento, no por nada, sus fabricantes lo presumen como “el robot humanoide más dinámico del mundo”. Aunque es poco probable que alguien necesite a un robot experto en parkour, como complemento a las tareas de rescate, para lo que originalmente fue programado.

Además de estos dotes, ‘Atlas’ ha impresionado caminando a través de los escombros, abrir una puerta y adentrarse en un edificio, cargando y moviendo cajas que suponen desechos que bloquean una entrada, caminar por todo tipo de terreno, incluso sobre nieve  y ahora que es todo un experto en parkour, no nos queda duda que es todo un estuche de monerías, que tristemente aún no está disponible para su venta comercial.