No nos gusta dar malas noticias, pero los usuarios de Huawei deben saber esto: la empresa multinacional ha roto su relación de negocios con Google, específicamente aquellas que requieren transferencia de software y hardware. En pocas palabras, los dispositivos podrían dejar de contar con actualizaciones e incluso aplicaciones para su funcionamiento.

De acuerdo con la información que publicó Reuters, todo ocurrió como consecuencia de que el Gobierno de Donald Trump incluyera a la compañía china en una lista negra comercial, debido a que Estados Unidos declaró alerta nacional para proteger sus redes de telecomunicaciones. Como consecuencia de esto, se dio una orden ejecutiva que básicamente prohibía a las empresas el contratar a ciertos proveedores extranjeros.

Google rompe relación de negocios con Huawei

A pesar de que esta ruptura entre empresas afectó a Google, lo cierto es que el golpe más fuerte va para Huawei Technologies, pues es la que queda sin acceso alguno a cualquier actualización de Android. Esto haría que la firma tuviera que buscar una forma de desarrollar un sistema operativo propio, al menos si no desea arriesgarse a que sus teléfonos queden inservibles.

Todavía no se conoce con exactitud si este veto se efectuará de forma permanente, pero de ser así, la compañía asiática tendría que valerse de una versión de Android que quedara disponible a través de licencias de código abierto, que están disponibles para quienes quieran usarlas. Sin embargo, existiría un sinnúmero de limitaciones, sobre todo si se habla de actualizar y optimizar su respaldo técnico.

Google rompe relación de negocios con Huawei

Fotografías via Getty Images

Aún cuando Huawei lograra la hazaña de crear su propio sistema operativo, eso no garantizaría que las cosas cobraran un mejor rumbo, porque su siguiente misión sería intentar convencer a potenciales compradores para que usen su producto. Si tomamos en cuenta que por lo menos el 85% del mercado mundial de sistemas operativos es manejado por Android, y que la parte restante ya se maneja con Apple, entonces es lógico pensar que no existiría espacio para un nuevo competidor.

Tal vez sea pronto para sacar conclusiones en relación con lo que podría ocurrir con la multinacional china, pero si de algo podemos estar seguros, es que esa racha de ventas y éxito con sus productos que inició en 2018 ha llegado a su fin. Sólo nos queda esperar para saber cuáles son los planes de Huawei para salir de este aprieto.

La postura de Huawei en este caso

Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento del ecosistema de Android alrededor del mundo.

Como uno de los colaboradores globales clave de Android, hemos trabajado de cerca con su plataforma de código abierto para desarrollar un sistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios.


Huawei continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicio post venta a todos los productos existentes de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei, incluyendo los que ya han sido vendidos y los que se encuentran disponibles a la venta.

Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sustentable para poder ofrecer globalmente la mejor experiencia a todos los usuarios.