¿Es posible combinar uno de los géneros más populares de antaño con uno de los más jugados actualmente? Tal vez algunas personas piensen que no es así, pero internet siempre consigue sorprendernos. Un genio logró convertir la clásica aventura de ‘Super Mario Bros.’ en un Battle Royale y, vaya, sí que funciona.

Mario Royale es la creación de un programador InfernoPlus, que también es YouTuber, y está disponible para cualquier navegador web. La premisa del juego es simple: sólo tienen que pasar niveles del juego de NES (incluidos también algunos de ‘Lost Levels’), pero la idea es que, en el trayecto de estos, compitan con otros 75 jugadores que intentan ser la última persona de pie.

Un detalle especial de esta joya es que ninguno de los jugadores puede interactuar con el otro… a menos que usen estrellas o flores de poder. Si de alguna forma, uno de estos plomeros consigue consumir uno de estos objetos, entonces sí que puede atacar. De cualquier forma, el objetivo principal es hacer una carrera colectiva para ver cuántos llegan al final.

¿Cuál es el desafío de jugar esta modalidad? A pesar de que suene absurdo, uno de los retos más grandes en Mario Royale es no marearse al ver a tanto monito correr, brincar y aventar bolitas de fuego. Si a eso sumamos que el camino está plagado de Goombas, Koopas y otros enemigos clásicos del juego, sin contar a los cracks que ya se la súper saben, entonces las cosas se van poniendo más serias conforme avancemos.

Sólo hace falta probar este juego para saber cuál es su estilo de gameplay. Algunos sólo quieren sobrevivir y evitar los conflictos; otros prefieren correr y probar sus reflejos; también hay quienes desean eliminar a la competencia a través de los objetos. Todo puede pasar en este mundo pixelado y sólo la habilidad, la experiencia o los reflejos determinarán si pueden llegar al final.

Les recomendamos ampliamente que prueben este curioso juego antes de que Nintendo decida destruirlo. El mismo InfernoPlus sabe que la compañía se caracteriza por derrumbar ese tipo de proyectos (e incluso lo advierte en su video), así que es mejor disfrutarlo antes de que deje de existir.