Hola y bienvenidos una vez más a esta su sección dedicada a contar las historias de los personajes del mundo de los videojuegos.

Como lo prometido es deuda, además de que por fin algo se tronó en mi chaveta, el día de hoy hablaremos de un personaje creado por una de las más grandes y fumadas mentes de la industria.

Hideo Kojima Reacción
Imagen: Video YouTube

Creado por Hideo Kojima, Metal Gear nos ha dado algunos de los mejores juegos de la historia. Desde sus humildes inicios en el MSX2, hasta su triunfal final en la actual generación de consolas (¡Metal Gear Survivor no cuenta!), esta franquicia nos va a dar mucho de que hablar.

El tema que nos atañe esta vez, es la historia de su personaje insignia, mismo que se ha convertido en uno de los grandes pilares de los videojuegos.

Hoy, hablaremos del único e inigualable Solid Snake

Les Enfants Terribles

Considerado como el “Mejor Guerrero del Siglo XX”, el hombre simplemente conocido como Big Boss (John), se convirtió en uno de los mayores héroes de la historia, así como su más gran villano.

Sin embargo, debido a la corrupción de los gobiernos del mundo, el temor porque Big Boss les diera la espalda era inmenso. Como medida de precaución, se dio inicio al proyecto “Les Enfants Terribles”, con el cual se crearía a ocho clones del Mejor Guerrero del Siglo XX.

Utilizando ocho embriones de una mujer japonesa y el “Método del Super Bebé” (cosas de Kojima), los ocho embriones con el material genético de Big Boss fueron implantados en el vientre de una madre adoptiva (EVA/Tatyana).

Con el pasar del tiempo, seis de los embriones fueron abortados para darle mayor privilegio al crecimiento de sólo dos. Ambos embriones fueron modificados genéticamente: uno para tener los genes dominantes de Big Boss y el otro para manifestar los genes recesivos.

Nueve meses después, nacieron dos niños saludables. A uno se la daría el nombre de Emil, mientras que al otro se le conocería como:

David

Debido al ADN Mitocondríal japonés, David estaría consciente de su herencia oriental. Claro, esto realmente no afectó el resultado del experimento, demostrando que en verdad era el hijo de Big Boss.

Siendo criado en los Estados Unidos por varios padres adoptivos, David lograría convertirse en un Boina Verde en su adolescencia, siendo partícipe de una misión de infiltración durante la Guerra del Golfo en 1991.

Después de varias misiones exitosas, David sería colocado en uno de los mejores escuadrones de combate de cualquier milicia, FOXHOUND, comandados por el mismísimo Big Boss.

Bajo la tutela de Big Boss, David se hizo un experto en varias disciplinas militares (paracaidismo, lingüística, manejo, buceo y alpinismo), así como en la técnica de combate conocida como Close Quarters Combat (CQC).

Durante su estancia en FOXHOUND, David conocería a Kazuhira Miller, quien le enseñó los secretos de la supervivencia en el exterior.

En un momento muy nostálgico, Big Boss le dio el nombre clave de Solid Snake.

Solid Snake
Foto: Video YouTube

Outer Heaven

Como su primera misión, Snake debía de infiltrarse en la nación militar, Outer Heaven, localizada en lo más profundo de Sudáfrica. Logrando entrar en 1995, la razón de mandarlo a ese lugar era para rescatar al espía de FOXHOUND, Frank Jaeger con nombre clave, Gray Fox; quien había ido a investigar los planes secretos de la organización, topándose con un mecanismo aterrador.

Después de librar varios obstáculos y salvar a soldados capturados, Snake se enteraría de que Gray Fox se encontraba encerrado en una de las prisiones de alta seguridad, ubicada en el sótano de Outer Heaven.

Tras librar aún más obstáculos y a miembros de Outer Heaven, Snake liberó a Fox, quien le informó de la existencia de la máquina de guerra, TX-55 Metal Gear, tanque bípedo capaz de lanzar bombas nucleares a cualquier parte del mundo.

Metal Gear X-55
Foto: Metal Gear MSX

Para poder destruir a tan peligrosa arma, Snake fue en búsqueda del Dr. Drago Pettrovich Madnar, creador del Metal Gear. Gracias a la ayuda de los miembros de la resistencia en contra de Outer Heaven (Schneider, Diane y Jennifer), pudo encontrar al Dr. Madnar, quien se negó a ayudarle hasta que su hija Ellen estuviera a salvo.

Así que, el pobre Snake tuvo que regresar a varios de los pasillos que recorrió una y otra vez, para rescatar a Ellen y así, lograr obtener la ayuda de Madnar.

Además de darle la información para destruir a los androides Bloody Brad (los cuales habían resultado en todo un dolor de cabeza para Snake), Madnar le diría que para derrotar al Metal Gear, debía de poner explosivos en sus pies, los cuales no contaban con ningún tipo de refuerzo.

Tras una ardua batalla, Snake lograría destruir al Metal Gear, pero para su infortunio y decepción, descubriría que el líder de Outer Heaven, era su mentor, Big Boss.

Confrontándolo en el centésimo piso del edificio, Snake entraría en combate con Big Boss, logrando derrotarlo a tiempo, antes de que la base se autodestruyera.

Sin embargo, este no era el Big Boss original, sino un agente de Diamond Dogs (esto se los explico cuando le toque el turno la historia de Big Boss), mientras el verdadero huyó a Asia Central.

Decepcionado por la traición de Big Boss, Snake abandonaría a FOXHOUND y dejaría de usar el CQC, alejándose lo más posible de las técnicas del traidor.

Uniéndose a la CIA, se convertiría en un agente encubierto, pero en tan sólo seis meses, se hartaría de la organización gubernamental, convirtiéndose en un mercenario. Al juntar el suficiente dinero, Davis se retiraría a la montañas canadienses, sin embargo, desarrollaría “Trastorno de Estrés Postraumático” debido a lo ocurrido en Outer Heaven.

Pero esta supuesta tranquilidad, no duraría nada, ya que Big Boss se haría con el mando de la base militar Zanzibar, localizada en la frontera de la Unión Soviética, China, Pakistán y Afganistan.

Construyendo un nuevo Metal Gear, Big Boss secuestraría al Dr. Kio Marv, creador del microbio OILIX, el cual podía producir petróleo sin grandes recursos.

Zanzibar

En 1999, el comandante Roy Campbell, contactaría a Snake para la Operación Intruso F014, la cual tenía como objetivo el rescate del Dr. Marv, así como la recuperación de la fórmula OILIX.

No teniendo mucha opción, Snake se infiltraría en la impenetrable base militar, teniendo como equipo de comunicación al comandante Campbell, Master Miller y al mercenario George Kasier, así como su equipo de apoyó con la agente de la CIA, Holly White.

La infiltración fue todo un éxito, pero Snake sería engañado por un hombre disfrazado como el Dr. Marv. Después de patearle su trasero, este se revelaría como Schneider, miembro de la resistencia que lo ayudó en Outer Heaven.

Este le contaría que después de la caída de Outer Heaven, miembros de NATO (OTAN) bombardearon los restos de la base, matando a muchos sobrevivientes. Así mismo, Schneider fue atrapado y sometido al programa Black Ninja (proyecto de la NASA para crear soldados biónicos).

Pero la revelación que más los sorprendió, fue que Big Boss seguía con vida y era el responsable de todo este embrollo. Siguiendo adelante con su misión, Snake encontraría al Dr. Madnar, quien había sido recapturado para crear un nuevo Metal Gear.

Metal Gear D
Foto: Metal Gear 2 MSX

Madnar le diría el secreto para encontrar a Marv, pero antes de poder rescatarlo, tuvo que ir en ayuda de Holly, quien fue descubierta por el enemigo. Después de rescatarla, Holly le diría una pista sobre la localización del doctor.

Snake encontraría la señal de radio del doctor, pero como este sólo hablaba en checo y esloveno, primero tuvo que ir en búsqueda de su guardaespaldas, Gustava Heffner.

Tras ganarse la confianza de Gustava, ambos irían por Dr. Marv, con Madnar siguiéndoles el paso. Gustava le contaría sobre su pasado y la muerte de su esposo, razón que la llevaría a formar parte de la STB y de ser la guardaespaldas del Dr. Kio.

Casi llegando a las afueras de Zanzibar, Snake se vería confrontado por la nueva Metal Gear D, la cual era tripulada por Gray Fox. Destruyendo el puente que estaban cruzando con un misil y ocasionando la muerte de Gustava, Gray Fox se retiró.

Muriendo en sus brazos, Gustava le daría las últimas pistas para encontrar al doctor. Enfurecido y con más determinación que nunca, Snake se encontraba listo para acabar con Gray Fox y Big Boss.

Al encontrarse nuevamente con Madnar, descubriría que este no había sido capturado, ya que desde un principio había ayudado a la creación del Metal Gear D. Además de esta revelación, Madnar confesó haber asesinado sin querer a Marv y ser la razón tras la muerte de Gustava.

Derrotándolo fácilmente, Snake necesitaba encontrar la fórmula OILIX, la cual se encontraba en el casillero del Dr. Marv. Retachando a Zanzibar, Snake se vería confrontado por el más peligroso de los enemigos… ¡HÁMSTERS VENENOSOS!

Recordando la recomendación de Madnar, Snake contactaría a Johan Jacobson, zoólogo que le aconsejo utilizar unas raciones especiales para distraer a los… hámster, recuperando la fórmula.

Con la fórmula en mano, Snake se disponía a terminar con Gray Fox y Big Boss. Arrepentido de sus acciones, Madnar le diría el secreto para destruir al Metal Gear D…, ¿adivinan cuál es?…, su patas, otra vez.

Después de destruir al Metal Gear, su equipo se prendería, dándole la oportunidad a Gray Fox de robar la fórmula. Sin embargo, Snake lograría alcanzarlo y después de una ardua batalla, terminaría con la vida de Fox.

Así mismo, se enteraría de la verdadera identidad de Fox, descubriendo que él era el prometido desaparecido de Gustava.

Recuperando la fórmula, una voz familiar comenzaría a burlarse, ¡Big Boss!:

“Comienza una guerra, aviva las flamas y crea víctimas… luego sálvalos, entrénalos y alimenta el campo de batalla con ellos.

No importa quien gane. Nuestra pelea continuará. El perdedor será librado del campo de batalla, y el sobreviviente vivirá el resto de su vida como soldado.

Después de una fiera batalla, Snake derrotaría por segunda y definitiva vez a Big Boss, huyendo con Holly de Zanzibar.

Regresando la fórmula a Campbell, Snake declinaría la oferte de unirse nuevamente a FOXHOUND, regresando a las montañas para olvidar las pesadillas de Outer Heaven y Big Boss

Y hasta aquí, dejaremos la historia de Snake. Acompáñennos la próxima semana cuando empecemos con la saga que casi todos conocen, “El Incidente de Shadow Moses”.

Hasta la próxima.

Texto: Luis Alberto Valis/ValisTheDarkia6

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook