Noticias triste para el universo (y China) y esta: la semilla que lograron hacer germinar en la superficie más lejana de la Luna, convirtiéndose en las primeras plantas viviendo fuera de este planeta… murió. 

Apenas el 15 de enero el mundo quedó conmocionado tras revelarse que la semilla de algodón que un equipo chino plantó en la superficie lunar a través de la misión Chang’e-4, había logrado germinar. En ese momento, el líder de la misión, Xie Gengxin, aseguró a  The Guardian que se trataba de la primera vez que se hacía un experimento de este tipo en la Luna. 

¡Ay no! Murió la primera planta que hicieron crecer en la Luna

Chang’e-4 en la superficie lunar roja / Foto: Vía BBC

Aunque crearon una biosfera con las condiciones adecuadas para que la plantita viviera, cuando la primera noche lunar (dura 14 días) cayó, la planta no resistió el cambio. Esto debido a que, estando en la Luna, la temperatura por las noches puede llegar a descender hasta -170º C, mientras que los días pueden tener temperaturas de hasta 127º (¿ahora comprenden porqué no es tan sencillo ir y venir a la Luna, ¿cierto?).

Cuando la misión Chang’e-4 fue llevada a la Luna, el equipo se encargó de enviar también otras semillas así como huevos de mosca de fruta, sin embargo, el equipo aseguro que dado que la noche lunar será extensa (pues durará dos semanas), lo más probable es que estos elementos vivos tampoco lleguen a sobrevivir. De acuerdo a Futurism, de ser así -que es lo más seguro- los expertos explicaron que mantendrán encapsuladas las semillas y los huevecillos, ya que no quieren contaminar la superficie lunar. 

¡Ay no! Murió la primera planta que hicieron crecer en la Luna

Chang’e-4 en la superficie lunar roja / Foto: Vía BBC

Si bien el experimento no funcionó como esperábamos, esta es tan solo la primera vez que se intenta, por lo que no deberá ser extraño que más adelante escuchemos sobre nuevos proyectos para intentar llevar vida terrestre a la Luna. Así que, ¡ánimo, mundo! porque todavía queda una eternidad de nuevas oportunidades.