Desde que el Nintendo Switch original llegó, ha sido una maravilla entre todos los gamers. ¿Una consola casera con gran poder que además es portátil? ¡Claro que todos quieren una! Ahora, la gente de Nintendo decidió lanzar un Nintendo Switch que no “switchea”… Pero no fue de extrañarse, muchas veces esta compañía ha lanzado consolas quitándoles la característica que las hace únicas. Si no nos creen, ahí tenemos al Nintendo 3DS sin el 3-D, por ejemplo.

Pero lo importante aquí es: ¿El Switch Lite es bueno?, ¿vale la pena la inversión? Tuvimos la oportunidad de pasar algunos días con la consola para responder esas preguntas, así que aquí va nuestra reseña. Acuérdense que si tienen alguna duda, PUSH THE BUTTON está en muchos lados y pueden escribirnos directamente:

Twitter.
Instagram.

¿Qué encuentras en la caja?

Empecemos por lo básico: los colores. Existen tres bonitos colores de la consola, y son tan bonitos, que lo único malo aquí es la muy difícil decisión de elegir cuál es el que te llevarás, pues los tres tienen algo de magia y parece que fueron diseñados para ponernos en este predicamento.

Ahora bien. Ya que elegiste tu color, vas a la tienda de confianza, lo compras y llegas a casa con él. ¿Qué encontrarás en la caja? La consola y un cargador. ¡Nada más!, y es que realmente no necesitas otra cosa para disfrutar de tu consola… Bueno, necesitas juegos, pero ya ninguna consola trae juegos al comprarla.

Oye, tío PTB… ¿Cuáles son las diferencias entre el Switch normal y el Lite?

Pues mira, hay muchas muy importantes que debes considerar. Si bien el Lite es un paso atrás en muchos aspectos, la verdad es que al momento de jugar casi no lo vas a notar. Nada de lo que le quitaron al Lite es algo que sea imprescindible para disfrutar  detus juegos. Considera que hay algunos títulos que no son compatibles con el sistema, pero son MUY pocos y nadie va a morir por no poder jugar 1-2-Switch. Eso sí, no hay Mario Party para los usuarios del Lite.

La diferencia OBVIA entre ambos modelos, es que el Lite no puede ser conectado a una televisión de ninguna manera y que los controles están pegados a la consola. También, no los puedes retirar como en la versión normal. Gran parte de la tecnología e innovación del Switch Normal radica en los Joy-Cons, mismos que desaparecen por completo en la versión Lite.

No hay vibración HD, no hay cámara que detecta figuras, no hay motion control con controles individuales, no hay posibilidad de jugar dos personas con un mismo mando… pero antes de que te desanimes, pregúntate: ¿Realmente es necesario eso para disfrutar de una buena carrera en Mario Kart?

La pantalla es más pequeña en dimensiones; sin embargo, en ningún momento es obstáculo para disfrutar un juego. En nuestra experiencia con la consola, el tamaño que tiene el Lite es ideal para poder disfrutar tus juegos, sin mencionar que por lo mismo del tamaño reducido, el peso es ideal. Es casi como cargar un celular.

Si ya tengo uno normal, ¿vale la pena el Lite?

Depende. Si estás feliz con tu Switch normal y no tienes problemas con llevarlo de aquí para allá, quédate con él. Si de plano te urge un segundo Switch por alguna razón, puedes ahorrarte un poco de dinero con el Lite. Sin embargo, justo en el apartado de dinero es donde encontramos el punto más débil de la consola.

Al momento de escribir este texto (25 de septiembre 2019), la diferencia de precios entre el Nintendo Switch Lite y la versión normal, es tan sólo de 800 pesos en los principales retailers de México, siendo el “normal” el que es ligeramente más costoso. Nosotros pensamos que si ya ahorraste 6 mil pesos (precio promedio del Lite en nuestro país), no te cuesta esperarte un poco más a ahorrar los 800 restantes para comprarte la versión del Switch con mayores opciones y más versatilidad.

Sí, en gustos se rompen géneros, y sin duda hay personas que prefieren la versión chiquita y de colores. ¡Caray, nosotros estamos pensando en invertir en una porque somos fans!

¿Hay público para el Lite?

¡Claro que sí! Sería muy egoísta de nuestra parte pensar que como las necesidades que cubre no son nuestras, entonces es una mala consola. Sin duda es una muy buena primera consola para un niño. Las nuevas generaciones están mucho más acostumbradas a jugar en un teléfono o en una tableta, así que lo más seguro es que no tengan inconveniente en no poder jugar en la televisión. Además, al ser una sola pieza, no hay riesgo de perder un costoso Joy-Con.

Lo mismo si eres un adulto que viaja mucho, es más fácil transportar y su batería dura más, lo cual siempre es un plus. 800 pesos son 800 pesos, y si ya quieres tu Switch, pues éntrale al Lite. Puedes jugar, disfrutar, hacer y deshacer igual que en uno normal.

En conclusión: ¿Vale la pena?

Debes pensar muy bien en tus necesidades como gamer antes de responder tú mismo esta pregunta. Si lo tomas como una segunda consola para complementar tu PS4 o Xbox One, algo que jugarás muy casualmente, ni lo pienses, el Lite es tu opción.

Si lo tuyo son sesiones largas pegadas a la televisión y quieres aprovechar que están llegando muchísimos ports al Nintendo Switch, tal vez valga la pena más el modelo convencional.

Aún así, si tienes alguna duda de las consolas que no cubrimos en nuestra reseña, acuérdate que puedes preguntarnos directamente en nuestras redes sociales y platicarnos tus inquietudes.


PUSH THE BUTTON – @PT_Button