Imágenes de YouTube//Sitio oficial de Call of Duty: Black Ops 4

¡Call of Duty: Black Ops 4 es todo lo que esperamos y más!

Un texto de Daniel Bárcenas Fernández

En un mundo que exige a los videojuegos una constante evolución, sobre todo en el aspecto competitivo, Call of Duty: Black Ops 4 ha logrado dar un salto grande para adaptarse a estos tiempos. Para eso, Activision y Treyarch tuvieron que hacer una apuesta arriesgada al sacrificar ciertas características de su juego para darle otras que podrían devolverle la popularidad que siempre tuvo.

¿A qué me refiero con esto? Bueno, tal vez lo correcto sea dar mi punto de vista por partes, ya que mi manera de percibir este nuevo CoD tiene que ver con cada modalidad que probé. También hay que tomar en cuenta el hecho de que, no, en definitiva, no soy un experto en shooters ni poseo grandes conocimientos de lo que es jugarlos de manera competitiva. En pocas palabras: soy bien manco.

Adiós al Story Mode

Reseña - Call of Duty: Black Ops 4

Si algo sabemos de los títulos anteriores de esta franquicia, es que poseían una campaña que nos permitía conocer un poco acerca del personaje que usábamos. Las historias de guerra son geniales, por lo que Call of Duty siempre se mantuvo a flote junto a otros títulos debido a que ofrecía una verdadera travesía llena de emoción a través de los campos de batalla.

Obviamente, la manera en que los jugadores piensan ha cambiado; ellos quieren entrar en calor rápido, disparar, matar a sus oponentes y seguir adelante. Por eso es que Activision y Treyarch dejaron atrás su Story Mode para centrarse principalmente en la experiencia multijugador, una decisión que tal vez no haya gustado a muchos fans, pero que sin duda ayudó a que Black Ops 4 iniciara tan bien.

Los zombies todavía la súper rompen

Combatir oleadas de muertos vivientes ya es una tradición en Call of Duty, por eso es que el modo Zombies es de vital importancia para que esa flama se mantenga encendida. Ahora los jugadores pueden demostrar su valentía -solos o acompañados por hasta tres compañeros- sumergiéndose en tres escenarios diferentes que están plagados de zombies y utilizando todo tipo de armas, aumentos y perks para destruirlos.

Ya sea dentro de un coliseo en la antigua Roma con IX, durante el Hundimiento del Titanic en Voyage of Despair o en una versión infernal de la prisión de Alcatraz en Blood of the Dead, este modo puede enganchar a cualquiera por el hecho de que se arriesga todo al morir. Si cometemos errores básicos y nos dejamos devorar, entonces es volver al inicio y partir desde cero, despidiéndonos así de tener una partida impecable y de resolver los easter eggs que guarda cada mapa.

Un Multiplayer potenciado con “Especialistas”

A pesar de que este Call of Duty no tiene Story Mode, ofrece una mejora en la fórmula multijugador que sirve para compensarlo. Esta se enfoca parcialmente en un grupo de 10 especialistas, cada uno con su propia historia, un conjunto variado de habilidades y su equipo distintivo. Los héroes de guerra se juegan notablemente diferente; algunos son adecuados para combates de corto alcance y otros optan por un estilo de combate más basado en gadgets.

Cabe mencionar que las partidas de esta modalidad, a pesar de tener una trama interesante y explicar detalladamente el contexto de las Black Ops, siguen siendo de jugadores contra bots.

Por otro lado, el juego consta de un total de hasta 14 mapas y ocho modos diferentes, aunque cuatro de estos escenarios (Firing Range, Jungle, Slums y Summit) son remasters de lugares ya visitados de CoD. En cuanto al tema de reventarse entre amigos, tenemos modalidades Duelo por Equipos, Todos contra Todos, Seek & Destroy, Dominio, Hot Spot, Baja Confirmada, Control y Raid.

Al tener tantas opciones de donde elegir, se entiende perfectamente por qué Black Ops 4 fue definido como el Call of Duty más completo de la historia. Cada modo permite a los jugadores adaptarse a sus preferencias, incluso si se trata de novatos (como yo) o de expertos y hasta profesionales de la talla de los e-Sports.

¡Hora del Battle Royale con Blackout!

El Battle Royale es un género relativamente nuevo y, con juegos tales como Fortnite y PlayerUnknown’s Battlegrounds, Activision necesitaba un plan para ponerse a la altura de la competencia. Así fue como surgió Blackout, que cuenta con un mapa enorme para que hasta 88 personas -número que puede ascender hasta 100 si hay Quads o Cuartetos- puedan entrar a buscar recursos y darse en la torre como se debe.

Una vez que han dado los primeros pasos en este juego y ya se acoplaron al uso de consumibles, conocimiento de los perks y pruebas con la puntería, entonces podremos abrirnos paso a elementos más interesantes. Un ejemplo de esto está en las cualidades del armamento, ya que en Blackout, cada arma se comporta de manera diferente en comparación con las otras modalidades. Esto quiere decir que características como el rango, el splash damage, la efectividad de los proyectiles y hasta su nivel de penetración en objetivos, varía de acuerdo con la elección.

Además, en un sentido personal, pude notar un detalle muy interesante mientras hacía mis excursiones por este mapa. Los jugadores pueden utilizar distintos vehículos para moverse de una zona a otra, cosa que permitirá experimentar con las mecánicas de combate. Tan sólo imaginen la calidad de baits que se puede hacer entre Quads usando a un miembro del equipo para distraer a los enemigos… ¡las posibilidades son infinitas!

Veredicto

Señoras y señores gamers, nos encontramos ante un juego con un gran potencial, en más de un sentido. Podemos explotar cada una de las modalidades existentes en este, ya sea en solitario, en compañía de nuestros amigos (sin someternos al yugo del multiplayer de sofá) o incluso contra un grupo enorme de completos extraños.

Podemos decir que, en cada detalle, Activision y Treyarch están cumpliendo las metas impuestas para conseguir el éxito con Call of Duty: Black Ops 4. No se pierdan la oportunidad de unirse a una experiencia de gameplay que muy pronto abrazará a las comunidades de amantes de los shooters de todo el mundo.

¡A las armas se ha dicho!