Parece ser que nadie está a salvo de la fiebre desatada por Star Wars: The Force Awakens, ni siquiera la Casa Blanca ya que, el día de ayer Barack Obama anunció que habría una proyección especial de la película para las familias de la organización Gold Star que son familias que perdieron a algún ser querido en la guerra de Irak.

151218_pol_obama_stormtroopers_16x9_992

Desafortunadamente los reporteros no estaban invitados a la proyección pero como para no dejarlos con las manos vacías, recibieron una visita de un par de Stormtrooper así como de el droide amado por todos, R2-D2.

Quizás esta era la forma del gobierno estadounidense de anunciar su alianza con la Primera Orden o quizás los Stormtroopers estaban ahí para dispararle a cualquiera que revelara algún spoiler.

sadsj69p5tawqkzfwny9

Como sea fue un detalle que demuestra que Star Wars va a estar en todas partes por un algún tiempo.

Via BBC News