El Sol no había sido visto de la manera en que ahora lo permite el telescopio solar Daniel K. Inouye de la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF) de Estados Unidos.

De acuerdo con la NSF, la imagen que tenemos ante nuestros ojos es la de mayor resolución que alguna vez se haya captado de la superficie del Sol.

NSO/NSF/AURA

Aunque a primera vista no parezca más que una masa amarillenta, los astrónomos explican que lo que se muestra en imagen es el plasma que cubre el sol. Para darnos una idea de la inmensidad que está la imagen, se indica que cada una de las “células” que se aprecian es del tamaño de Texas.

Imagen: NSO/NSF/AURA

La imagen es parte de todo un álbum que acaba de compartir la NSF, en el que destaca una grabación que ya circula en redes. En ella se puede ver el plasma que cubre al sol moviéndose de manera lenta. Según los especialistas, eso que se aprecia es “el gas turbulento, hirviendo”.

“El material solar caliente (plasma) se eleva en los centros brillantes de las ‘células’, se enfría y luego se hunde debajo de la superficie en carriles oscuros en un proceso conocido como convección”, explica la NSF.

El telescopio solar con el que se consiguieron las imágenes se localiza en la cumbre del Haleakala, en Maui, Hawai. Se espera que con lo captado se entre a una nueva era de la ciencia solar, en la que se consiga comprender con profundidad al Sol y la forma en que su actividad impacta en nuestro planeta.

“La actividad en el Sol, conocida como clima espacial, puede afectar los sistemas en la Tierra. Las erupciones magnéticas en el Sol pueden afectar el transporte aéreo, interrumpir las comunicaciones por satélite y derribar las redes eléctricas, causando apagones duraderos y tecnologías de desactivación como el GPS”, explica la NSF en un comunicado.

 

El Telescopio Solar Daniel K. Inouye hizo un zoom de la imagen original con el que fue capaz de captar elementos del Sol nunca antes vistos con tanta claridad. Por ahora, se cree que las manchas brillantes que se observan son las encargadas de canalizar energía hacia las capas externas de la atmósfera solar llamada corona.

“¡Estos puntos brillantes pueden ser los responsables del por qué la corona solar está a  más de un millón de grados!