Assassin's Creed Valhalla: Un gran cierre y arranque de generación

Assassin’s Creed Valhalla: Un gran cierre y arranque de generación

Cada que anuncian un nuevo Assassin’s Creed, se convierte en uno de los juegos más esperados del año en turno. Cuando dijeron que ahora seríamos vikingos con hachas para la entrega de 2020, la verdad es que en PUSH THE BUTTON nos emocionamos, pero ya estamos acostumbrados a tener muchas reservas cuando de Ubisoft se trata, por suerte podemos decirles que nos equivocamos en esta ocasión. Pero bueno, la burra no era arisca.

Algo que nos fascinó es que para poder complementar algunos puntos de nuestra reseña, pudimos contar con el gran José Araiza, Productor de Post-Lanzamiento de Assassin’s Creed Valhalla con quien tuvimos oportunidad de platicar. Ahora sí, arrancamos.


El momento llegó. Han pasado 13 años desde que conocimos la historia que narra la batalla entre la Orden de los Asesinos y Los Templarios. Sí, 13 años desde que personificamos a Altair en el primer Assassin’s Creed de la historia y este año, que ha sido complicado por todo lo que ya saben, llega Assassin’s Creed Valhalla un juego que marca el cambio de generación de consolas para la industria.

En PUSH THE BUTTON les daremos nuestra reseña del juego, no sin antes recordarles que en PTB no damos calificaciones tal cual a los interactivos; no son exámenes de matemáticas.

Esta entrega de Assassin’s Creed la reseñamos en Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series X para poder comparar la mayor cantidad de versiones. Lo primero que diremos es que el arte del juego desde la pantalla de inicio es hermoso. Sin importar la consola en la que juegues, será totalmente maravilloso admirar el detalle con el que está hecho todo. Hablamos de comparaciones entre plataformas más adelante.

Como siempre, de la historia no hablaremos mucho. Eso es algo que creemos tienes que descubrir por ti mismo, además de que hay un círculo en el infierno reservado solo para aquellos que hacen spoilers de lo que sea así que no te preocupes. Como ya sabes, el héroe de esta entrega se llama Eivor y apenas inicias el juego, ocurre un evento que en estos tiempos traumarían de por vida a cualquier ser humano pero que en los días de los vikingos, sólo ameritaba una cosa: venganza.

Este es el punto de inicio de la historia, a partir de aquí se desarrollan distintos sucesos que como en cada una de las entregas de este juego están basados en hechos reales sin temor a pasar a visitar reinos místicos o sobrenaturales, esto nos lleva a conocer un poco de la historia nórdica; desde sus luchas internas y su organización a través de clanes y reyes hasta la búsqueda de su expansión territorial a lugares como Inglaterra.

Eivor es un gran protagonista de Assassin’s Creed, pero ¿está a la altura de los otros maravillosos principales de la serie? Eivor tiene un gran carisma y sin duda encontrará un lugar especial entre los seguidores de la franquicia. José Araiza, quien es productor de post lanzamiento del juego, nos comentó que Eivor tiene un lugar especial en su corazón y que lo recordaremos con el pasar de los años.

Assassin’s Creed Valhalla está lleno de opciones, desde el sexo de Eivor hasta la forma en que el Animus decide la conexión entre los bloques de memoria, todo esto te da una experiencia diferente. Hablando de las características del juego, el gameplay es excelente, los controles recuerdan mucho a las primeras entregas.

Los menús mantienen el formato de AC Odyssey y todo está justo donde debe de estar. Kas mecánicas de progreso y mejora, tanto de armas como habilidades, es mediante puntos y recolección de materiales en el mapa, así que es tu decisión ir desarrollando tu personaje de acuerdo a tu estilo de juego ya sea buscando la confrontación directa o mantenerte en modo sigiloso mientras desapareces silenciosamente a los enemigos.

Assassin’s Creed Valhalla se adapta a todos los gustos, ya sea jugadores casuales que buscan disfrutar de una buena historia y un rato de diversión y también para aquellos que buscan que sus habilidades sean retadas al máximo.

En palabras de José Araiza esto se debe a que el trabajar con un grupo de profesionales en la creación del juego les permitió tomar las mejores decisiones para entregar un juego que todos puedan disfrutar, aun cuando la parte final del desarrollo se vió afectada por la pandemia mundial que actualmente vivimos, pero que al final lograron sacar adelante este reto enorme. (Quédate en casa).

Uno de los puntos que nos llamó la atención es que en el combate te das cuenta perfectamente cuando enfrentas a enemigos de diversos estilos, lo cual te lleva a plantearte estrategias que te permitan salir victorioso de las batallas tanto grupales como mano a mano. Es decir no llegará el punto en el que sientas que las peleas son todas iguales como en otras entregas de la serie.

Si bien los juegos de la saga tienen similitudes de jugabilidad y mecánicas cada uno ha tenido un desarrollo muy distinto, lo cual nos confirmó nuestro amigo José Araiza que con este suma 6 juegos de la franquicia en los que ha participado en distintas posiciones para Ubisoft Montreal, todo un jefe.

Cuando le preguntamos si AC Valhalla se parecía más a tener que cruzar la ciudad un viernes de quincena o a una caminata dominical por el bosque nos comentaba que tiene algo de los dos, es decir momentos frenéticos y de tensión además de momentos relajantes donde lo mejor que puedes hacer es apreciar los increíbles paisajes nórdicos que de verdad, están increíblemente bien hechos.

Como todos los AC, puedes jugarlo de forma lineal y avanzando solo en la historia principal o puedes tomarte tu tiempo para descubrir cada uno de los rincones del mapa, así que podrás terminar la historia lo más rápido posible o si deseas revelar cada uno de los secretos del juego podrás hacerlo sin ningún problema.

Las actividades adicionales del juego te van a sumergir en la cultura vikinga para que puedas experimentar una campaña más inmersiva. Y si pensabas que no lo íbamos a decir, por supuesto que sí: nos recordó muchísimo a la serie Vikingos, sólo que aquí tú tienes el poder de decidir qué ocurre, hasta cierto punto.

Finalmente, por supuesto que no es un juego perfecto, va a necesitar una buena pulida para deshacerse de tanto bug que nos encontramos en todas las versiones del juego que probamos, pero pues ya es regla de la industria arreglar estos detalles a parchazos.

Las diferencias de consola a consola son mínimas, realmente. En las consolas de nueva generación el frame rate es constante, no se notan caídas y la resolución máxima es algo que de verdad eleva la experiencia, cosa que nos sorprendió pues 4K (dinámico) y 60 fps constantes se nos hacía difícil de creer, pero que sí lo logran tanto en Xbox Series X como en PlayStation 5. En cuestiones de tiempos de carga, en ambas consolas son prácticamente idénticos y cortísimos. Es un debate muy infértil pelear por 1 segundo que una u otra consola pueda o no tardar en cargar un juego de este tamaño.

En Xbox One, a pesar de ser generación pasada, la aventura de Eivor se sigue disfrutando de maravilla pues Full HD y 30 fps siguen siendo muy respetables hoy en día. Obviamente en el Xbox One, los tiempos de carga no son tan rápidos.

Claro que recomendamos AC Valhalla, creemos que gustará a los fans de la saga y que puede capturar a nuevos jugadores. Una historia que engancha, una jugabilidad que reta y divierte además de conservar las características insignia y unos gráficos bellísimos y detallados.

Sin duda alguna es una gran opción ya sea para cerrar la generación anterior y también para iniciar con todo la nueva.


Texto de Leo González para PUSH THE BUTTON.

Acuérdense que en PTB tenemos una amplia cobertura de la next-gen, ayer publicamos nuestra reseña de Spider-Man: Miles Morales. Da clic aquí para leerla. Y da clic aquí para ir a seguirnos a todas nuestras redes.