Far Cry 6: ¿El juego de mundo abierto que necesitas este otoño?

Far Cry 6 es más Far Cry y si ya han probado esta fórmula, saben que eso no es nada malo. Tal vez estén ante su próxima compra...

Cuando anunciaron Far Cry 6 toda la conversación se centró alrededor de Giancarlo Esposito quien interpretaría al villano principal de esta entrega, el sanguinario dictador Anton Castillo quien tenía a la isla de Yara bajo un régimen militar que -por más que hayan dicho que no- era obvio que se trataba de un símil a Cuba.

Desde entonces hemos estado muy al pendiente de este lanzamiento pues los juegos de Far Cry son de nuestros favoritos a pesar de tener muy pocos cambios a nivel gameplay entre una y otra entrega.

Después de muchísimas horas dentro de la isla de Yara tratando de derrocar a Anton Castillo, podemos asegurar que se trata del mejor juego de esta franquicia a pesar de que, efectivamente, no han habido cambios significativos a nivel gameplay.


Vamos por partes…

Cuando uno empieza a jugar cualquier título de Far Cry, no espera la reinvención de la rueda. Queremos llegar a un mapa enorme con una larga lista de misiones, poder limpiar cuarteles de enemigos y reclamar territorio para nuestro bando. Si hay un magnífico villano, es un plus. Y la verdad es que es un plus que siempre recibimos en esta franquicia.

En Far Cry 6 la innovación se resume a Giancarlo Esposito interpretando al mejor villano de la saga y a ciertas características que parecen haber sido diseñadas en un laboratorio secreto de creación de contenido viral para internet de Ubisoft.

¿Por qué? Muchos de los aspectos del gameplay son cosas que no afectan -casi- para nada a las mecánicas del juego, pero que se ven muy bien en tu cuenta de instagram. El perrito Chorizo podría ser el ejemplo perfecto de esto o el arma que dispara CDs mientras suena la Macarena.

No es queja…


Si estás combatiendo a un régimen represor en una isla paradisíaca donde beben ron, cultivan tabaco y tienen un bloqueo comercial, pues qué mejor que hacerlo al ritmo de la música que bien podría ser obra del Buena Vista Social Club o un ritmo más moderno con letra que refleja la realidad de los habitantes de Yara.

Si ya jugaste un Far Cry, ya jugaste todos…

Sí, tiene un poco de sentido esa frase y se entienden perfecto las quejas en ese sentido, pero también es cierto que ese gameplay que hemos visto durante los últimos años está muy bien refinado, es intuitivo, preciso y te permite encarar tus misiones como a ti te plazca, algo que es esencial en juegos masivos como lo es Far Cry 6.

Si el gameplay es igual a los anteriores… ¿por qué es el mejor Far Cry a la fecha? Simple: La historia.

Obviamente no vamos a entrar en terreno de spoilers pero por primera vez en la saga tenemos a un protagonista que tiene algo que decir, uno que te involucra hasta en los aspectos más pequeños del juego como cantar una canción de la radio o en sus respuestas llenas de confianza y propósito de ayudar a liberar a los panas oprimidos.

Ese tipo de detalles logran que sientas empatía no sólo por Dani Rojas sino por el pueblo oprimido de Yara y te involucres a otros niveles dentro de tus misiones que de otra manera no se podría.

El protagonista sería nada sin el antagonista, es por eso que Anton Castillo y su hijo Diego se llevan las palmas aquí. Honestamente no sabemos cómo lograrán superar a este villano para un hipotético Far Cry 7.

¿A qué le podemos poner tache?

Hay un par de puntos que podrían pulirse, aunque sean característicos de los Far Cry, no es necesario que se sigan repitiendo.

El primero y que más me incomodó fue que por lo masivo del juego, del mapa y de las misiones, las porciones de historia te las encontrarás muy separadas una de otra. Si tienes cosas que hacer como ir al trabajo o a la escuela, es posible que pierdas el hilo de lo que estabas haciendo o por qué lo estás haciendo. Incluso puedes pasar bastantes horas entre pedazo y pedazo de historia. Sí, se trata de un problema que ningún juego así de masivo ha sabido remediar.

Y lo segundo es el famoso modo “Resolver” que fue muy anunciado en la campaña previa al lanzamiento. No es que sea algo malo; es que sólo le pusieron un nombre al sistema de mejora de armas que no ofrece nada nuevo o propositivo.

Ya para cerrar:

Far Cry 6 es un juego honesto y eso es mucho que decir en 2021. Es un mapa enorme con muchos iconos por limpiar, tienes un villano excepcional, un gameplay que ya conoces al derecho y al revés y un perrito que se llama Chorizo.

Eso nos prometieron y eso nos dieron. No esperes aquí al juego del año, pero espera muchas muchas horas de diversión si decides entrarle.

Recomendado.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)