Después de que en el año 2014, la actriz Lindsay Lohan levantara una demanda en contra de Rockstar Games, creadores de las franquicia Grand Theft Auto, argumentando que el estudio había utilizado su imagen para la creación de un personaje, el mundo de los videojuegos dijo… meh.

Lindsay Lohan Grand Theft Auto

Pues el día de hoy, un panel de cinco jueces de New York declaró que la demanda no tiene ningún mérito legal, ya que ni su imagen o nombre fueron utilizados en el juego. Así mismo, la corte también descartó el agravio que la estrella del reality show, Mob Wives, Karen Gravano, levantó en contra de Rockstar por la misma situación.

Karen Gravano Grand Theft Auto V

A los personajes que ambas mujeres se refiere, son el de Lacey Jonas, actriz anoréxica cuya carrera está a la baja y que busca protección de los paparazzis y Antonia Bottino, hija de un exlíder de la mafia.

Aún si Rockstar hubiera utilizado la imagen e historia de ambas mujeres, al tratarse de una parodia se verían protegidos por la Primera Enmienda, razón por la cual ambas demandas no hubieron procedido del todo.

“Aunque los personajes fueran representaciones muy similares, la historia única de este videojuego, personajes, diálogos, locaciones, combinados con la habilidad de los jugadores para decidir cómo proceder, lo convierten en un trabajo de ficción y sátira.”

En fin, muchos piensan que en vez de querer sacar provecho con demandas inútiles, Lohan debería de poner sus cosas en orden y reavivar su carrera con un buen trabajo… eso y que varios han encontrado que el personaje de Lacey se parece más a la modelo Kate Upton o cualquier rubia de Malibu para el caso.

Kate Upton Grand Theft Auto V