Metal Gear y su extraña relación con la política

Con la inminente presión por las elecciones presidenciales que los Estados Unidos estará viviendo mañana, el mundo entero se pregunta cuáles podrían ser las repercusiones de los resultados de esta elección.

Con la inminente presión por las elecciones presidenciales que los Estados Unidos estará viviendo mañana, el mundo entero se pregunta cuáles podrían ser las repercusiones de los resultados de esta elección.

Donald Trump Gana

Además de las políticas nacionales e internacionales, existe otro grupo de gente cuyas preocupaciones son un tanto más suigéneris. Como todos los saben, este tipo de eventos son los favoritos de aquellos que disfrutan de las teorías de conspiración.

Conspiración

No hay mejor nación en el mundo como los Estados Unidos para hablar acerca de esto. Grupos de gente seleccionada por aquellos detrás del poder, armas secretas y proyectos de investigación prohibidos, que van desde manipular la mente, hasta la búsqueda de la inmortalidad. Si bien, hay miles y miles de obras de ficción sobre estos temas, nadie como Hideo Kojima para hacer de las conspiraciones algo sensacional y confuso… muy confuso.

Hideo Kojima... ¡Genio!

Desde sus orígenes en 1987, esta serie basada en historias de espionaje y de dominación mundial, ha cautivado a los gamers de todo el mundo en los últimos 30 años. Con cada entrada nueva, pasamos de una historia con elementos a la James Bond, a pasar al terreno de las teorías de conspiración y del poder detrás del poder con la organización conocida como The Patriots.

La Evolución de Metal Gear

Más allá de proyectos como Les Enfants Terribles (que dio como resultado en la creación de Solid, Liquid y Solidus Snake), de Robots Gigantes y de cosas como los Nanomachines; Metal Gear tiene un fuerte trasfondo político y sobre todo, una crítica hacia el imperante sentimiento de propiedad que los Estados Unidos han tenido desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

USA

Expandiéndose durante un periodo de tiempo de 55 años, Metal Gear sigue los pasos de John (Big Boss) y su búsqueda por unificar al mundo en una sola nación libre de corrupción, en donde nadie tuviera que someterse o ser utilizado por otros. Pero a diferencia de otras historias acerca del poder y peligros de la política, Metal Gear nos llevó por el sendero del poder, a través de los ojos de un soldado y no de un burócrata.

Big Boss

Bueno, ojo

Big Boss se ha convertido en uno de los mayores iconos de rebelión en contra del imperialismo gubernamental, motivado por la muerte y la manipulación de su mentor. Además del descubrimiento de Los Filósofos –grupo con la elite de los Estados Unidos, la Unión Soviética y la República de China– asociación que tenía prácticamente el control del mundo.

Los Filósofos Metal Gear

Pero como cualquier otra organización similar (ya sea ficticia o real), poco a poco se formaron facciones para tomar todo el control. Esto, nos lleva a lo que podría ser una de las historias de intriga política más enredada, ridícula, pero a la vez, grandiosa y espectacular.

Después de derrocar a Los Filósofos, Big Boss formaría a The Patriots, pero como Los Filósofos, este grupo se corrompió, lo que lo llevó a formar Outer Heaven –micronación creada para que los soldados del mundo pudieran hacer lo que saben hacer mejor: la guerra.

Outer Heaven

Y ni hablar de Metal Gear Rising Revengeance, cuyo villano principal es el sueño húmedo de Donald Trump.

Senador Armstrong

A pesar de que es fácil extrapolar a Donald Trump de este personaje, el Senador Armstrong es una crítica de la forma absolutista de pensar de los Estado Unidos, en donde prefieren seguir los pasos de un bravucón, que buscar una manera diplomática de lidiar con otros.

Senador Armstrong

Sí, Donald Trump queda reducido a un mero villano de videojuegos… bueno, menos lo badass

Claro, a diferencia de la Naranja Humana que a la mínima señal de peligro, dice patitas para que las quiero. Armstrong al menos puede sostener su retorcida forma de ver la vida con sus ¡puños!

Intentar hablar de todas las maquinaciones políticas de esta franquicia sería una tarea titánica, ya que con 11 títulos que abarcan un tiempo ficticio de más de cinco décadas, pues está un poco complicado… eso, y que la forma tan enredada en la que Kojima ha presentado su historia, hace que incluso los fans se rasquen la cabeza al intentar recopilar los eventos de Metal Gear.

En fin, sabemos que el futuro de pesadilla que nos pinta Kojima en Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, es bastante exagerado, quien nos dice que detrás de las puertas de la Casa Blanca, no se este llevando a cabo un plan de dominación mundial… ¡muajajajajajajajajajajaja!

Texto: Luis Alberto Valis/ValisTheDarkia6