¡Qué rápido pasa el tiempo! Pareciera tan sólo ayer cuando uno de los títulos que revolucionó al mundo de los juegos de peleas fue lanzado.

Con su llegada a las consolas y computadoras del mundo en dos semanas, el juego que celebró el 20 Aniversario de una de las franquicias más grandes del mundo de los botonazos, al fin celebrará como se debe el legado de la creación de Bandai Namco con Tekken 7.

Por fin conoceremos el desenlace de la telenovelesca historia de la familia Mishima, la cual inició en el año de 1994 para Japón y 1995 para el resto del mundo.

En esas épocas, juegos como Street Fighter y Mortal Kombat reinaban en las salas de maquinitas. Debido a que todos los juegos querían ser idénticos a estos dos, SEGA, la gran rival de Nintendo intentó darle la vuelta a la escena con el primer título de peleas en 3D, Virtua Fighter:

Sorprendiendo al mundo con sus gráficos poligonales, Virtua Fighter ganó reconocimiento. Sin embargo, esto no fue suficiente para acabar de llamar la atención, ya que los controles eran un tanto torpes y los movimientos y combos muy poco inspirados.

Pero reconociendo que el futuro era el 3D, la en ese entonces independiente Namco, lanzaría el juego que en verdad le dio la vuelta a todos.

Fue así que a finales de 1994 en las recreativas japonesas y a inicios de 1995 en el resto del mundo, Tekken llegó para dejarnos a todos con la boca abierta. Pero nada prepararía a Namco para el éxito que la versión para la primera consola de Sony, el legendario PlayStation, tendría:

Como Virtua Fighter, Tekken sería un título de peleas con gráficos poligonales. Con 16 personajes a elegir, Tekken se manejaba de una manera muy diferente.

Mientras que los otros juegos por lo general utilizaban el esquema de dos a tres botones para golpes y patadas (creciendo en intensidad), Tekken tenía un botón por cada uno de los cuatro miembros principales del cuerpo.

Dos para ambos brazos y dos para las piernas. Esto hacía que el control fuera muy intuitivo, dejando que cualquiera pudiera tomar el control sin tener que aprender una serie de combinaciones de direcciones y botones para hacer movimientos especiales.

Esto hacía que los combates fueran muy rápidos y fluidos:

Literalmente, agarrar a botonazos el control es suficiente para poder hacer varios de los movimientos especiales sin tener que dedicarse de lleno a aprender de manera correcta los varios combos de cada personaje.

El éxito de Tekken le ganó una secuela en menos de un año:

Tekken 2 no solo era una versión con nuevos personajes y gráficos más refinados, ya que Namco tomó todos los aspectos del primer juego y los mejoró a un nivel que muy pocas secuelas logran hacer y en menos de un año.

Mayor fluidez y combinaciones por aprender. Música estridente y que aumentaba aún más la acción del juego. Y la introducción de personajes tan locos como Roger y Raptor:

Con un mejor control y más modos de juego y extras, Tekken 2 es una de las mejores secuelas de la historia.

Sin embargo, el juego se seguía sintiendo casi igual y todavía no se encontraba en forma para rivalizar con Street Fighter o Mortal Kombat.

Pero The King of the Iron Fist Tournament encontraría su lugar como el mejor juego de peleas de la historia. En 1997 saldría el juego que definiría los juegos de pelea 3D hasta el día de hoy:

Tekken 3 hizo todo más grande y mejor. Siendo la introducción de un nuevo miembro de la familia Mishima, esta tercera parte simplemente se llevó de calle a toda la competencia.

Fluidez, velocidad, mejores gráficos y música y por amor de dios, hasta un modo Beat’em Up (Tekken Force).

Con más personajes que nunca y un invitado especial muy particular (Gon), Tekken 3 se convirtió en uno de los juegos más vendidos de la historia del PlayStation.

Gracias a su otra franquicia de peleas, Soul Calibur, Namco implementó la mecánica del side-step, ahora tenemos combos de 360 grados. Esto se expande a los agarres que cambian dependiendo de que lado ataques a tu oponente.

A pesar de que el segundo juego fue el primero en implementar el modo de Equipo, Tekken 3 lo hizo famoso al dejarnos seleccionar ocho personajes para enfrentarnos a otros ocho personajes.

Eso y que Tekken 3 tiene uno de los mejores miniuegos de la historia… Tekken Ball:

Durante años, ningún juego estuvo cerca de replicar la grandeza de Tekken 3 (ni el primer Tag Tournament o Tekken 4).

No sería hasta la llegada de Tekken 5 que la franquicia reencontraría su grandeza como juego de peleas.

Y bueno, si bien no hablamos de los siguientes cuatro juegos, fue la trilogía lanzada en las maquinitas y el PlayStation la que hizo de este juego toda una leyenda.

Así que vayan desempolvando esos combos y prepárense para acalambrarse los dedos, que Tekken 7 llega este 2 de junio a nuestras consolas Xbox One, PlayStation 4 y PC.

Texto: Luis Alberto Valis/ValisTheDarkia6