Foto: Twitter

Con mucho flow: Ella es ‘Cindy Sin Dientes’, la abuelita que rapea en el transporte público

No hay una edad límite para tener flow y buena onda. Aunque sea difícil creerlo, nuestros abuelitos y abuelitas pueden tener tanta energía y ser tan cool como cualquiera de nuestros artistas favoritos. Y si bien hemos visto a gente de las tercera edad rockeando sin problemas, también hay señores y señoras que, aún con unos añitos encima, le entran duro a las rimas.

La señora Marlene Alfonso es prueba de esto que decimos. Desde el Cono Sur del continente americano, ella se ha convertido en una ícono del transporte público en países como Colombia y Venezuela porque se aventura cada día a entonar su mejor rap por las rutas de los camiones.

Marlene en el transporte de Bogotá. Foto: Twitter

De Venezuela para el mundo

Marlene Alfonso es una persona como cualquier otra que, día a día, busca ganarse la vida honradamente. Debido a su avanzada edad –69 años de edad al día de hoy– y a los problemas físicos derivados de ello, la señora no puede ejercer un trabajo cotidiano. Pero eso no la ha detenido para buscar ganarse un dinerito por sus propios medios.

Desde su natal Caracas, la mujer comenzó desde hace algunos años a mostrar su talento para el rap tanto en las calles de la ciudad como en los vagones del metro de la capital venezolana. Incluso, esa peculiar habilidad para hilar rimas le valió en algún momento ser invitada a programas de televisión. Sin embargo, la situación económica de su país la orilló a buscar oportunidades en otros territorios.

También puedes leer: Conoce a Dorothea Taylor, la abuelita baterista que sorprendió a todos con sus covers a Slipknot y Paramore

‘Cindy Sin Dientes’: La abuelita llega a Colombia

La señora Marlene es una de las tantas y tantos inmigrantes que partieron de Venezuela en busca de mejorar su estilo de vida en otro país. La señora Alfonso, por supuesto, decidió radicarse como mucho en la republica hermana de Colombia, precisamente en Bogotá desde 2018.

Y mientras algunos de sus compatriotas se dedican a vender productos de primera necesidad, comida y hasta artículos de oficina, Alfonso decidió continuar haciendo lo que mejor hace: rapear. Todos los días sin excepción, doña Marlene se sube a los camiones de la línea Transmilenio de Bogotá para lanzar un improvisado repertorio de versos que hablan de todo tipo de situaciones.

Marlene en el transporte de Bogotá. Foto: Twitter

“Le estoy mostrando a la gente como no sentirse derrotada… Nuestros corazones no tienen arrugas. Tengo 69 años y todavía hay mucho jugo que exprimir a esta naranja“, dice en declaraciones recogidas por The Associated Press (AP). Con esa singular vibra, la abuelita se ha vuelto reconocida en la vida cotidiana de la gente de Bogotá como ‘Cindy Sin Dientes’ gracias a que, como ella lo ha especificado en más de un verso, no puede pagar una dentadura. 

A pesar de esta ‘complicación’ y de su padecimiento de glaucoma- lo que le dificulta la vista con el ojo izquiero-, la reconocida Cindy señala a AP que el dinero recolectado en sus recorridos por el transporte público de la capital colombiana le alcanzan para pagar un alquiler barato y mandar un poco de dinero a su hija.

Marlene en el transporte de Bogotá. Foto: Twitter

Por supuesto, la señora Marlene se ha ganado el cariño no solo de los usuarios del transporte o de los mismos conductores. La comunidad venezolana en Bogotá la respalda en todo momento y la cuidan como si se tratara de su propia madre. Sin duda, la historia de la señora Marlene Alfonso a.k.a Cindy Sin Dientes sirve de inspiración para cualquiera. Acá te dejamos unos buenos raps para que veas de lo que hablamos.