Adelgazó tanto que ni sus papás lo reconocieron

Hadi Wibawa es un chavo indonesio que pasó los últimos 3 años estudiando en Londres. Durante ese tiempo bajó tanto de peso (20 kilos) que quiso jugarle una broma a sus papás viendo si eran capaces de reconocerlo después de su radical cambio de aspecto.

Con la complicidad de sus hermanos Hadi regresó a Indonesia pero no se lo comunicó a sus papás, quienes lo recordaba como un chico un poco regordete. Después de perder 20 kilos y de cambiar un poco su aspecto quiso ver si sus papás eran capaces de reconocerlo.

Así sus dos hermanos invitaron a sus papas a un restaurante, quienes ignoraban que en la mesa contigua estaría Hadi fingiendo ser un visitante extranjero. Al principio no se percataron de nada y quizá nunca lo hubieran hecho de no ser porque sus hijos comenzaron a jugar con la posibilidad de que Hadi estuviera

más cerca de lo que creían.

Entonces comenzaron a prestar atención en el extranjero y a notar cierto parecido con su hijo, aunque con ciertas reservas. Por ejemplo, el padre de Hadi comentó que el joven de la mesa de junto era más guapo que su hijo. Al final se dieron cuenta de lo ocurrido:

Así me pasa a mí cuando regresó de algún viaje… sólo que al revés 🙁 .

*** Vía RT