Y a todo esto, ¿son seguras las Afores o qué?

Existen muchos mitos e historias de terror alrededor de las Afores. Que si se gastan tu dinero, o peor, que le pueden dar baje. Pero para esta pregunta solo hay una respuesta: las Afores sí son seguras. A diferencia de los esquemas de ahorro para el retiro que existían anteriormente, las Afores son cuentas personales y el dinero es exclusivo del propietario. O sea, tuyo de ti. Tu Afore es tan segura que ni Hackerman o Chuck Norris (juntos) podrían acceder a ella.

Digamos que tu Afore es como un sistema bien perro que administra tu dinero. Es tu dinero y tú eres el jefe. Como tal, tienes a un equipo completo de profesionales haciendo crecer ese dinero, para que tú sólo disfrutes en el futuro cuando dejes de trabajar. Es decir, dejarás de perseguir la chuleta y gracias a tu Afore ya tendrás una carnicería completa.

¿Ah, sí? ¿Y cómo es eso posible? 

Pues con inversiones. Todo el efectivo que tú aportas dentro de tu fondo para el retiro se invierte en diversos proyectos, todos evaluados por un equipo de expertos para no caer en grandes riesgos y mantener un crecimiento constante. Las inversiones de tu Afore también son seguras. Todas ellas están reguladas por la CONSAR y se apegan a los más altos estándares internacionales en finanzas.

Y lo más importante: tu Afore está segura de ti mismo, pequeño capitalista voraz. Tu fondo para el retiro es para eso: el retiro. Así, tu dinero estará lejos y seguro de tus ganas de comprarte eso que definitivamente no necesitas. Sólo podrás tener acceso a tu dinero en tu Afore cuando cumplas 65 años y sea momento de despertarse a medio día para ver Rápidos y Furiosos 25 sin preocuparse de nada. Aunque ojo, hay algunas excepciones a esta regla como tu boda o si llevas dos meses desempleado.

Si quieres ponerte al corriente con tu Afore, lo primero que debes hacer es localizarla a través del Sistema de Ahorro para el Retiro. Te recomendamos revisar tus estados de cuenta, familiarizarte con tu fondo y sobre todo, ahorrar. Entra hoy mismo a AQP.mx para más información o ayuda para localizar tu Afore.