En estos días el calor nos trae a todos vueltos locos, uno pensaría que lo mejor que nos pudiera ocurrir en este instante es que cayera una enorme tormenta de agua fría… pero aparentemente la Madre Naturaleza quiere darnos una lección y recordarnos todo lo malo que le hemos causado. Sin embargo, parece que se ha apiadado un poco de una de las zonas más secas de Estados Unidos, conocida como El Valle de la Muerte, donde apareció un lago de 16 kilómetros de largo.

El Valle de la Muerte es conocido por ser uno de los lugares más calurosos de Estados Unidos, tanto en 1972 registró una temperatura de 93,9 grados Celsius. De la misma manera, la lluvia es muy escasa, a tal grado de que, si sucede, se cataloga como un hecho histórico… como el que acaba de ocurrir a principios de marzo.

¡¿Cómo?! Un lago apareció en una de las zonas más secas de Estados Unidos

Vía El País

De acuerdo a Weather, un nuevo lago se ha formado en medio de este caluroso desierto y aunque es extenso, no es de mucha profundidad, por lo que claramente es un lago temporal que se espera que desaparezca en unos días (sí, la naturaleza no es tan bondadosa). Sin embargo, dado que el agua no es una característica habitual de este ecosistema, lo más seguro es que esto vaya a tener consecuencias a nivel bacteriano.

¡¿Cómo?! Un lago apareció en una de las zonas más secas de Estados Unidos

Vía Weather

Pese a las exageradas temperaturas que son dignas de asociar al mismo infierno, El Valle de la Muerte también es amable con los seres vivos. De hecho, la última vez que hubo una lluvia similar surgieron algunas flores amarillas que pintaron el desolador lugar… aunque claramente no pudieron sobrevivir mucho tiempo después de que el agua se evaporara.