Aunque todo mundo sabe que manejar un carro y manipular un celular no es algo muy recomendable, todavía podemos ver por las calles a muchos que lo hacen… y lo peor: se enojan cuando alguien les reclama.

Muchos automovilistas se quedan en la clásica mentada y hasta ahí… pero en el caso de lo registrado por el motociclista Samuel David Ayres, el reclamo no fue bien recibido por el conductor de un BMW, quien luego de ser reprendido hizo lo siguiente:

Y nomás porque le dijeron: “¡Deja tu maldito teléfono, estás en tu coche” (bueno, con otras palabras no tan amigables)… pero aun así, ¿era para tanto?

Resultado del trancazo, Ayres sufrió dos fracturas en el hombro izquierdo, se rompió el pie izquierdo (que requirió de cirugía) y tuvo una conmoción cerebral… leve: “nada más” olvidó en qué día, mes y año se encontraba.

Como pueden apreciar en el video, el conductor del BMW se dio a la fuga, por lo que todos los gastos médicos corrieron por cuenta del afectado. Por ello, actualmente está solicitando el apoyo de la gente para pagar su cuenta a través de un crownfunding: su meta es 5 mil dólares, de los cuales lleva 3 mil 600.

Mientras los junta, la policía de Los Angeles, California, continúa buscando al conductor, quien seguramente tendrá una que otra acusación en su contra. Los hechos ocurrieron en marzo pasado, pero la viralización del video se dio por la campaña para recaudar fondos que realiza Ayres.