Una pareja de California estaba a punto de casarse, la ceremonia era en un campo de golf, ya todo estaba listo para la boda, pero de pronto notaron que sus invitados estaban muy distraídos viendo a un jugador de golf que se encontraba en un campo cercano a la boda, incluso el camarógrafo dejo de filmar la ceremonia para poner atención al jugador que era nada más y nada menos que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El presidente se dio cuenta del alboroto que su presencia ocasionó así que mejor se acercó a felicitar a los novios y a saludar a los invitados y vaya que lo recibieron muy bien, con aplausos y todo, aquí el momento en el que llega a saludar.

Una boda es uno de los eventos más memorables en la vida de las personas y sin duda para esta pareja fue aún más especial, basta con ver la cara de felicidad de la novia…

**Vía Unilad