Los Simpsons, además de ser una de las series más vistas de todos los tiempos, son conocidos por las predicciones acertadas que hacen de todo, literalmente todo. Para prueba de ello les traemos el caso de un bebé que, al igual que Maggie Simpson en Treehouse of Horror IX, le salió un colmillo de la noche a la mañana, dejando a sus papás y a los pediatras de Irlanda con cara de WTF?!

Si no saben de qué hablamos los ponemos en contexto (y si sí saben igual pueden refrescar un poco su memoria). Pues en ese episodio de Halloween, Kang y Kodos (los extraterrestres de la serie) descubren que la pequeña Maggie es hija de Kang, esto gracias a que a la bebé de Marge le comienzan a crecer tentáculos y un enorme colmillo. Ante ello van a la casa de Homer para reclamar a la pequeña, y ahí Marge confiesa que en una noche de copas, una noche loca que tuvo con Kang quedó embarazada. Obvio Homero no quiere dejar ir a la bebé, por lo que el pleito de la custodia va a parar al show de Jerry Springer.

Ahora sí, vamos con el caso del bebé real. Resulta que en Irlanda un bebé de 11 semanas de nacido, llamado Oscar O’Byrne, un día no dejaba de llorar. Cuando su madre fue a su cuna para ver la razón por la que lloraba, se dio cuenta de que a su pequeño bebé le había salido un colmillo: “Fui a verlo alrededor de las 7 de la mañana. Por lo general, le doy su chupón  y se queda dormido durante una hora, pero seguía llorando. Así que lo saqué y lo cambié, pero cuando fui a darle de comer, encontré el diente en su boca. Había crecido de la noche a la mañana” declaró la madre del pequeño Tara O’Byrne, a un medio local.

Debido al raro descubrimiento Tara llevó a su pequeño a un hospital, aunque los doctores no se decidían sobre atender o no al bebé porque no sabían si se trataba de un diente real. Así que mejor lo llevó a otro centro médico donde un dentista le sacó el colmillo al pequeño Oscar. Obvio este caso es uno en un millón, por lo que el dentista le tomó varias fotografías al colmillo antes y después de ser sacado, con meros fines de investigación.

 A un bebé de 11 semanas le salió un colmillo en 24 horas

foto: Facebook / Tara O’Byrne

Aunque en un principio los padres de Oscar estaban aterrados con este inusual colmillo, al final decidieron llevarse la pieza dental a casa para enseñársela a su hijo cuando esté grande. Bueno, al menos esta historia no fue tan grave como la de Maggie en Los Simpsons, porque quién sabe qué le hubiera pasado al bebé -o a su mamá- si le hubieran crecido un par de tentáculos. Una prueba más de que la familia amarilla predijo el futuro otra vez.