Imagen de Shutterstock

¡Bichos invasores causan caos en la Estación Espacial Internacional!

No queremos sonar como unos locos de remate, pero es importante que sepan lo que está sucediendo actualmente dentro de la Estación Espacial Internacional. De acuerdo con lo que informaron reportes de la NASA, el centro de investigación ha sido invadido por extraños “bichos” que podrían comprometer la vida de los científicos que trabajan ahí.

¿Será este el momento indicado para sucumbir ante el pánico? Preguntemos al Profesor Cocoon:

Ok, tal vez exageramos un poco con el asunto de los bichos, porque realmente se trata de un tipo de bacteria. Estas cepas bacterianas, pertenecientes al género “Enterobacter”, se encuentran dispersas en toda la estación, aunque las muestras que se tomaron eran provenientes de los inodoros y las plataformas de ejercicio.

De acuerdo con lo que informó el equipo de investigadores de la NASA, estas cinco variedades de organismos tienen hasta un 79% de probabilidades de causar enfermedades por infección. Otros reportes de BMC Microbiology señalaron que algunas porciones de estas bacterias han presentado resistencia a los antibióticos, por lo que la situación en la ISS (siglas en inglés de la estación) debe ser bastante preocupante.

“Dados los resultados de resistencia a múltiples fármacos para estas [bacterias] y la mayor probabilidad de patogenicidad que hemos identificado, estas especies potencialmente representan importantes preocupaciones de salud para futuras misiones”, dijo el Dr. Nitin K. Singh, autor del informe.

A pesar de que estos datos suenan bastante escalofriantes, algunos científicos aseguran que estos bichos no son realmente peligrosos para los tripulantes del centro de investigaciones:

“Es importante comprender que las cepas encontradas en la ISS no fueron virulentas, lo que significa que no son una amenaza activa para la salud humana, sino algo que se debe monitorear de cerca”, declaró el Singh al diario The Sun.

Por su parte, el Dr. Kasthuri Venkateswaran, científico y principal investigador del Grupo de Biotecnología y Protección Planetaria del Laboratorio de Propulsión a Chorro, reveló cómo tres de las cepas pertenecían a una especie de insectos que causaba enfermedades en bebés recién nacidos.

En fin, una vez identificada la amenaza, ahora sólo es cuestión de que los tripulantes de la Estación Espacial Internacional trabajen con cuidado. Uno nunca sabe cuando las amenazas del cosmos puedan pasar de inofensivas a ser un verdadero peligro.