Sí, sí. Lunes otra vez.  Justo cuando comenzábamos a disfrutar del fin de semana, nos revolcamos de nueva cuenta entre los pendientes y las angustias.  Las clases de 7, las infames tareas, el transporte que cada vez es más desgastante, la gente que no se recorre, el maldito tráfico que nos hace llegar tarde a tooodo, los reproches del jefe que nos regaña porque no hicimos SU trabajo y por supuesto, la “encantadora” carita de esa asistente de la oficina que nomás se la pasa armando grilla. Oh sí. Dios bendiga los lunes.

Sin embargo, este lunes pinta para ser todavía más deprimente para aquellos que gustan retomar aquella teoría publicada por Sky Travel en el 2005 en la que, de acuerdo a supuestos estudios realizados por el Dr. Cliff Arnall de la Universidad de Cardiff, hoy es el “Lunes más triste del año”.

Pero ¿cómo es que el Dr. Arnall llegó a esta conclusión?

La versión difundida por agencias de relaciones públicas (Y el propio Dr. Arnall) indica que, después de estudiar el comportamiento del ser humano, se creó una fórmula en la que se tuvo en cuenta diversas variables como el clima, el salario, las deudas adquiridas, así como el tiempo transcurrido desde la Navidad y, por supuesto, desde que nos resignamos a fallar (una vez más) en nuestros propósitos de Año Nuevo. La fórmula quedó así:

Blue Monday: La historia detrás del 'Lunes más triste' del año

De acuerdo a la fórmula, W es igual a Wheater, (clima en inglés), D es para debt (deuda), la T representa el Tiempo que ha transcurrido desde Navidad, Q para el tiempo transcurrido desde que fallamos en nuestros propósitos de Año Nuevo, M para los bajos niveles de motivación, y por último el Na representa la impotencia de querer hacer algo que realmente cambie nuestra vida por arte de magia.

Así que, siguiendo esta fórmula, todo indica que este lunes 21 de enero es el más triste del año, pues es justo cuando los humanos hemos caído en cuenta sobre las deudas que adquirimos en Navidad, la cuesta de enero hace de las suyas, seguimos con los kilos encima de las fiestas y por si fuera poco, a estas alturas del año, nos dimos cuenta de que varios de nuestros propósitos tendrán que esperar para mejor ocasión.

Alguien está teniendo un lunes miserable….

Sin embargo, por más lógico que este estudio pueda parecer, tampoco podemos tirarnos al piso como Magdalenas, y es que, detrás del ‘Blue Monday’ se esconde una ingeniosa campaña publicitaria realizada en el 2005 por Sky Travel, en la que, tras un importante cabildeo liderado por la agencia Porter Novelli, se convenció al Dr. Arnall para que aceptara firmar este estudio, que se realizó sin apegarse a ningún proceso científico ni psicológico, lo que  provocó que la Universidad de Cardiff se distanciara públicamente del Dr. Arnall.

En fin, entre que sí y que no, también se llega a hacer referencia a la famosa canción de New Order, “Blue Monday”, la cual fue un sencillo publicado por primera vez el 7 de marzo de 1984 cuya letra habla de un amor violento, pero sobre todo, no correspondido. Los motivos que inspiraron esta canción la propia banda nunca los ha dejado en claro, sin embargo sí se ha llegado decir que el título proviene de la canción homónima de Fats Domino. 

El impacto que tuvo “Blue Monday” en la música pop y la electrónica llegó más allá de los clubes nocturnos y actualmente, entre los amantes de este éxito ochentero y de New Order mismo, se asocia con el tercer lunes de enero que resulta, según la “ciencia”, como uno el más triste del año y por supuesto, una gran mercadotecnia para no olvidar este hit.