Hay muchos héroes sin capa en este mundo que en ocasiones olvidamos, sin embargo, el caso de este médico seguro quedará plasmado para posteridad. Este cirujano médico está dándole la vuelta al mundo por una enternecedora foto que lo muestra dormido junto a su paciente, esto luego de trabajar por 20 horas sin parar para salvar la vida de varios pacientes que necesitaban una operación urgente. 

Lo mejor de esta foto es que el cirujano de origen chino aparece todavía sosteniendo el brazo del paciente al que acababan de unírselo de nuevo, pero ¡hey, tranquilos! pues no se trata de negligencia ni nada parecido, ya que otro grupo de personas -también héroes- se encontraban en la sala, apoyando a su compañero.

¡Héroe! Este cirujano se quedó dormido junto a un paciente luego de 20 horas de trabajo

Vía DailyMail

De acuerdo a DailyMail, este cirujano de nombre Luo, quien trabaja en el Hospital Popular Nº 6 de Guiyang en la provincia de Guizhou, en el sureste de China, había realizado cinco operaciones durante el día y la sexta duró aproximadamente ocho horas. 

“Ver esto me rompe el corazón”, dijo la enfermera que tomó la foto y que también se encontraba asistiendo al paciente.

El doctor fue entrevistado por Guiyang Evening News, a quienes le comentó que había llevado a cabo cinco operaciones cuando llegó un paciente de urgencia alrededor de las 6:00 PM del 3 de enero. 

¡Héroe! Este cirujano se quedó dormido junto a un paciente luego de 20 horas de trabajo

Vía DailyMail

El paciente que llegó de urgencia tenía el brazo derecho destrozado debido a que accidentalmente fue jalado por una picadora de carne que casi arranca la extremidad de su cuerpo. Pensando en que no quería amputarle el brazo al hombre, Luo inmediatamente accedió a operarlo, esto sin pensar que no había dormido.

En la foto la operación ya había concluido, sin embargo era necesario que el brazo se mantuviera al aire y no tocara nada mientras se terminaba de secar el yeso. Luo comentó a medios locales que tan solo pensó en cerrar los ojos para descansar un poco, más no esperó quedarse dormido.