La división de Disney en el sureste de Asia y la empresa de telecomunicaciones Globe se unieron para crear un comercial de Rogue One que apachurra el corazón (pero de una buena forma). Se trata de una niña que, por temor a algo –no queremos dar spoilers– usa un casco de Stormtrooper para ir a la escuela y llevar a cabo acciones cotidianas.

 

 

Este anuncio es parte de una campaña para proteger los derechos de las mujeres jóvenes y las niñas filipinas; pero en realidad podría tratarse de cualquier persona que se encuentra en una situación de desventaja. No sólo es exitoso en el sentido de que promociona la película de Rogue One, que (¡al fin!) se estrena la semana que entra; sino que genera conciencia en un momento en el que hace falta empatía y comprensión. ¡Qué mejor que usar la popularidad de Star Wars para hablar de la necesidad que tenemos de héroes que nos ayuden a sentir más valientes! Eso, aunque no sepamos usar la fuerza.

Globe también organizó un concurso donde puedes ganar viajes y paquetes de regalo: lo puedes checar aquí.