Conductora de televisión compara a su compañero afroamericano con un gorila; luego se disculpa

Realizar programas de televisión en vivo debe ser una tarea muy complicada, pues aunque los productores utilizan recursos como el teleprompter para que los conductores sepan qué decir cuando estén frente a la pantalla, la neta es que muchas veces no pueden controlar las cosas que los invitados o conductores dicen cuando tienen el guión libre o improvisan, y es así como nacen videos como el de Alejandro Maldonado, Pedrito Sola, Alfredo Adame, y más.

Si bien muchos de estos errores nos han provocado miles de risas y hasta le dan un poco más de fama a los conductores (como en el caso del Tío Pedrito), hay otros que no corren con la misma suerte y que cometen metidas de pata que los ponen en problemas marca “llorarás”.

Uno de esos casos fue el de Alex Housden, una presentadora del canal de televisión estadounidense KOCO-5, que durante la emisión del noticiario matutino de Oklahoma (el cual conduce), hizo un comentario racista sobre su compañero y colega Jason Hackett, un hombre afroamericano a quien comparó con un gorila.

Foto: Captura de Pantalla

De acuerdo con medios locales, el incidente se dio luego de que en el programa de noticias presentaran una cápsula del nacimiento de un bebé gorila. Housden le hizo el comentario a Hackett diciéndole que el gorila “luce como tú”, algo que no pasó de largo para varios de los espectadores del show.

Luego de que su comentario causara indignación, Housden pidió disculpas  –tanto al público como a su compañero– al día siguiente, afirmando que había sido un comentario fuera de lugar: “Ayer dije algo desconsiderado, fue inapropiado y herí a algunas personas”, comentó la conductora, quien aseguró que Jason Hackett es un gran amigo para ella y que estaba apenada por lo que le dijo.

Hackett aceptó las disculpas de su colega, sin embargo, mencionó que el incidente era una lección para que la mujer –y los que presenciaron el error– tuviera más cuidado con las cosas que dice, pues afirma que las palabras importan y pueden traer consecuencias, como le ocurrió a la señorita Housden en este caso.