Una nueva versión del Titanic, el barco más importante de 1912, está en desarrollo y de salir todo bien, zarpará en 2022… y con suerte, no se hundirá.

Como prácticamente todo el mundo ya sabe, el Titanic fue uno de trasatlánticos más grandes y lujosos de su tiempo. El 10 de abril de 1912 a mediodía, el barco “insumergible” zarpó del puerto Southampton, Inglaterra para emprender viaje hacia Nueva York, sin embargo, nadie esperó la tragedia que vendría después cuando al estamparse con un iceberg, el barco sufriera daños que terminaron por hundirlo en poco menos de tres horas y que acabaría al mismo tiempo con la vida de más de mil 500 personas.

Pese a esta aterradora historia, la compañía Blue Star Line, que lleva su nombre en honor a White Star Line, la creadora del primer Titanic, anunció que están desarrollando un nuevo trasatlántico que será una réplica exacta a la del lujoso barco de 1912 y para ello serán necesarios alrededor de 500 millones de dólares.

Según informa El País, el viaje que recorrerá en Titanic II será el mismo que su antecesor, aunque este primero pasará por Dubai, pero una vez que llegue al puerto de Southampton, la idea es que haga viajes regulares de Inglaterra a Nueva York, al menos llegado el verano.

construiran-replica-titanic-2-zarpara-2022

Blue Star Line

Aunque el plan es construir un barco idéntico al imponente Titanic, este será claramente más novedoso. Tendrá una gran escalinata (¿recuerdan a Rose bajando por ahí y ver al final a Jack?), una alberca y sauna en sus nueve cubiertas al que tendrán acceso dos mil 400 pasajeros y 900 tripulantes que irán de la primera a la tercera clase.

Y para los que todavía les dé nervios, pueden respirar un poco, pues en esta ocasión la capacidad de sus botes salvavidas será de tres mil personas y no mil 200 como en el primero (y en caso de suceder algo, esperemos que los de primera clase no se pasen de lanza).

Esta no es la primera vez que la compañía pone sobre la mesa su proyecto para llevar a cabo la réplica del Titanic, pues desde 2012 plantearon la idea para que viera la luz justamente en 2018, sin embargo los planes se vieron frustrados debido a la falta de dinero a un problema que tuvieron con el gobierno chino. Dado que ahora las oficinas de la empresa se encuentran en Francia, todo parece ir “viento en popa” (*nadie se ríe de ese chiste*).

La historia del Titanic es posiblemente una de las más trágicas de la historia, y aunque estuvo en boca de todos durante el siglo XX, fue gracias a la película de James Cameron, protagonizada por Kate Winslet y Leonardo Di Caprio que se volvió mundialmente famosa (por cierto, ¡AMBOS CABÍAN EN LA TABLA!).

¿Se animarían ustedes a subirse al Titanic II?