Todos amamos la cerveza. O bueno, si no todos, te aseguramos que el 99% de la gente que conoces la ama. Y es que piénsalo bien: la cerveza es posiblemente la única bebida que une a todos por igual, sin importar estrato social o económico: desde una cena de cierre de negocios, una fiesta entre amigos o unas chelitas casuales después del trabajo.

Porque se lo debemos a este gran líquido, acá te van algunas curiosidades de la cerveza que posiblemente no sabías:

1. El primer testimonio de esta bebida data de los sumerios. En una tableta de piedra que data del 2050 a.C. aproximadamente, se encuentra lo que parece ser un ‘recibo’ que registra la entrega de una cerveza al Rey de Ur.

piedra sumeria 2050 a.c. cerveza

Foto: National Geographic.

2. La cerveza ha formado parte incluso de las historias mitológicas en varias culturas; por ejemplo, los vikingos creían que al morir e ir al cielo (Valhala) los recibía una cabra gigante de la cual salían litros de cerveza por sus ubres.

3. Existe una Ley de la Pureza para la cerveza, que data del año 1516 y estipula que la cerveza solo puede ser elaborada con agua, cebada y lúpulo. Esta ley se promulgó en Alemania pero, como ya sabemos todos, este líquido es fuente de inspiración para profesionales y entusiastas, dando cabida a todo tipo de creaciones y experimentos.

Reinheitsgebot ley pureza cerveza alemania

Foto: Cerveceros de México.

4. Esta bebida llegó a tierras aztecas desde el viejo mundo, antes no era conocida en América. Según Carmen Reyna, el rey Carlos V fue quien dio el banderazo para que en la Nueva España se pudiera comenzar a elaborar cerveza en 1542.

libro apuntes de la cerveza carmen reyna

Foto: Especial.

5. Contrario a otras bebidas alcohólicas ¡e incluso no alcohólicas! la cerveza es una de las bebidas de elaboración más naturales que existen gracias al proceso por el que pasa el agua y por sus ingredientes básicos: cebada, lúpulo y levadura.

6. Hay varios tipos de cerveza, y si bien la historia de esta bebida es milenaria, su evolución es asombrosa; no solamente por los procesos, sabores y tipos, sino porque cada vez se van adaptando más a las necesidades y grupos específicos de la sociedad. Por ejemplo, Amstel Ultra es una lager enfocada a aquellos que disfrutan de cuidarse sin sacrificar el sabor.

Si te gusta la cerveza pero también te gusta tener un ritmo de vida activo y cuidarte de esos kilitos de más, te recomendamos probar la Amstel Ultra, que solo tiene 85 calorías y 2.4 gramos de carbohidratos.

*Con información de National Geographic y el Instituto Nacional de Antropología e Historia.