La mente de los niños es sin duda algo fantástico. Ellos pueden ver el mundo de una forma que los adultos difícilmente podrían imaginar y mucho menos imitar, por eso es que muchas veces se usa su punto de vista para crear cosas geniales. Podríamos decir que la vida vista desde sus ojos es una forma de arte por sí misma.

¿Por qué hablamos de todo esto? Bueno, sucede que encontramos el trabajo de un estudio creativo en Londres que, como podrán imaginar, usa la visión de las personas más jóvenes como forma de inspiración.

NeoMam Studios reunió a siete niños y les pidió que dibujaran la habitación de sus sueños, de modo que pudieran diseñar algo locochón. El resultado no los decepcionó, porque los pequeños crearon lugares fuera de este mundo con camas, roperos, escritorios, cortinas y todo tipo de adornos con detalles que sólo podríamos ver en caricaturas o novelas de fantasía.

A pesar de que las ilustraciones no especificaban ciertos detalles de los cuartos, los trabajadores del estudio pidieron a sus autores que describieran las partes que no eran del todo claras. Fue así como pudieron crear diseños reales que realmente lucían como un sueño hecho realidad, tal como podrán verlo en las imágenes que dejaremos a continuación.

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Dibujos y diseños de cuartos hechos por niños

Fotografías de NeoMam//The Angie’s List

El objetivo de esto era traer una nueva fuente de inspiración para el diseño del hogar usando la perspectiva de un niño. Cuando llegamos a la edad adulta, tenemos una idea fija de cómo debería ser un dormitorio y de lo que no está disponible en tiendas locales. Este proyecto rompe el libro las reglas de cómo diseñar un cuarto de ensueño, y está claro que todos podemos aprender una o dos cosas de la creatividad y la inspiración de los niños.