Canibalismo: ¿Qué pasa en el cuerpo de alguien que come personas?

Desde el amanecer de la vida en la Tierra, el canibalismo ha estado presente en muchas especies; incluyendo a los mamíferos y por supuesto, el ser humano. No se sabe a ciencia cierta cuándo fue que nuestros antepasados adquirieron el hábito que también es conocido como antropofagia, pero debido a lo oscuro e intrigante del tema, la cultura popular lo ha adaptado en el género del horror mediante películas, libros, historietas y series de televisión.

Tomando en cuenta lo que publicó BBC, uno de los primeros ejemplos de canibalismo registrados ocurrió hace más de 15 mil años, en la Cueva de Gough, en Reino Unido. Los científicos descubrieron que las personas solían romper los huesos para comerse la médula.

Bueno, la idea de que una persona no pueda alimentarse de otra cosa que no sea carne humana es sin duda perturbadora pero, independientemente del dilema moral que presenta el acto de echarte unos tacos tus semejantes, ¿es bueno para el cuerpo recurrir a esta inusual dieta?

Según lo que dicen los muchachos de AsapScience en su nuevo video, NO. De hecho, echarse al plato a un ser humano conlleva riesgos grandes para el organismo, que pueden ir desde daños a nivel cerebral hasta una muerte causada por infecciones.

Como no todos van a poder traducir lo que dice el clip, vamos a dejar a continuación la información más interesante de éste.

¿Realmente vale la pena comer seres humanos?

Nuestro cuerpo está compuesto por carne roja debido a que nuestros músculos están llenos de mioglobina, una hemoproteína muy parecida a la hemoglobina. Pero dejando eso a un lado, debemos mencionar que el valor nutricional de nuestro cuerpo no es precisamente el mejor en toda la cadena alimenticia.

El video explica que nuestro cuerpo en su totalidad posee alrededor de 81 mil calorías, que en su mayoría vienen de tejido adiposo; en otras palabras, grasa. Aún cuando algunas investigaciones indican que nuestro sabor es parecido al del tocino, seguimos siendo una de las peores opciones para cualquiera que desee mantenerse en forma.

El peligro de los priones

Canibalismo - Priones

Una de las principales razones por las que no debemos comer a nuestros semejantes es debido a los priones. Estos son agentes infecciosos formados por una proteína denominada prionica, que tiene la capacidad de alterar las moléculas de otras y convertirlas en otros de ellos. Algo así como zombies microscópicos que habitan en el organismo de ciertas especies.

Hasta hace casi 50 años, las personas en Papúa-Nueva Guinea solían comerse los cadáveres de sus seres queridos como una tradición para honrar su memoria. Como resultado de esta tradición, muchos nativos desarrollaron un mal neurodegenerativo conocido como Kuru o enfermedad de la risa.

Los priones básicamente convierten la masa del cerebro en algo parecido a una esponja, que eventualmente provoca la muerte. Es importante mencionar que estos no pueden ser aniquilados por calor o radiación, así que no hay manera de salvarse una vez que se los contrae.

Ahora que saben todo esto, sobra decir que es su responsabilidad si quieren seguir ese estilo de vida. Si ustedes conocen otro dato curioso relacionado con el canibalismo, estaría padre que lo compartieran con nosotros.