Mientras Tanto
Foto: Especial

¿Te la rifas cuidando a tu lomito? Te decimos todo lo que debes saber sobre las pulgas y garrapatas

Te echamos una mano y te contamos todo lo que hemos aprendido de las pulgas y garrapatas, las principales enemigas de nuestros lomitos.

Cuando decidimos tener en nuestras vidas a un peludito es porque nos hemos comprometido a cuidarlo, quererlo y protegerlo de cualquier peligro. Es un compromiso de vida, y si bien muchos tenemos la buena intención de cuidar de su salud lo mejor posible, hay ocasiones en que no sabemos bien cómo y dónde pueden enfermarse.

¡Y claro! A veces ya cuando nos pasa es cuando aprendemos. Pero acá los sopibecarios te echamos una mano y te contamos todo lo que hemos aprendido de las pulgas y garrapatas, las principales enemigas de nuestros lomitos.

Foto: Especial

¿Por qué son peligrosas las pulgas y garrapatas?

Estos animalitos (ectoparásitos para ser más precisos) se alimentan de la sangre de nuestros peludos y pueden causar desde problemas en la piel como la dermatitis alérgica hasta anemia, sin mencionar que existe el riesgo de transmisión de enfermedades graves a los humanos como la enfermedad de Lyme.


Foto: Especial

La prevención es la mejor forma de proteger a tus peludos 

Al igual que con nuestra salud, una buena alimentación y cuidados son fundamentales, pero también estar prevenidos para cualquier imprevisto. No podemos privarlos de que jueguen en el parque o con sus vecinos, pero sí podemos adelantarnos y protegerlos con algunos productos, por ejemplo: una tableta saborizada como Credelio que protege a los lomitos durante 30 días o con el collar Seresto que protege a los peludos (¡sí, también a los michis!) de pulgas y garrapatas hasta por 8 meses. ¿Muy cool, no? 

REUTERS/Carlo Allegri

Si tu lomito se rasca mucho chécalo inmediatamente

Si nuestro peludito anda en los jardines o paseando por algún parque es normal que se rasque o sacuda, pero vigílalo de cerca porque si ves que es algo frecuente o está teniendo comportamientos inusuales es probable que tenga alguno de estos bichos. 

Las principales señales de alerta a las que debes estar atento son la comezón frecuente, la falta de apetito, si está soltando más pelo de lo que normalmente deja por ahí, y si muestra algunas lesiones en su piel. Para poder darte cuenta de esto lo más pronto posible es importante que siempre estés revisando el estado de su piel, su pelaje y sus hábitos, y al menor cambio acudir con tu veterinario para descartar cualquier enfermedad. ¡No los dejes abandonados en la azotea! 

Foto: Especial

¡Ojo con la temporada de calor!

Así es, querido sopilector, además de mantener hidratados a nuestros lomitos, es importante rifarse para protegerlos de las pulgas y garrapatas, pues a estos bichos les encanta el calor y andan buscando dónde brincar alegremente. Es en esta temporada cuando incrementa su presencia, por ello, es necesario siempre estar prevenidos.

Ponte al tiro cada vez que lo lleves al parque porque suelen ser un foco de infestación, sobre todo si tiene amiguitos con los que juega frecuentemente, ya que es muy fácil que estos bichos brinquen de una mascota a otra.

Foto: Especial

Ante la duda, el veterinario siempre será la respuesta

Si hay algo que no crees que sea normal o tienes alguna duda, acude a tu veterinario de confianza de inmediato, ¡No lo dejes para después! Para que nuestros peluditos tengan una vida larga y feliz siempre debemos adelantarnos, no reaccionar cuando las complicaciones están ahí. 

Pregunta a tu veterinario qué es lo mejor para tu perrhijo, su salud y tu tranquilidad es lo más importante.


Comenta con tu cuenta de Facebook





Top Relacionadas
:)