El Departamento de Salud Pública de California (CDPH por sus siglas en inglés) lanzó una advertencia contra los riesgos que ocasiona la radiación del celular. Aunque anteriormente lo han dicho, al parecer ahora es mucho más grave el hecho de mantener cerca un dispositivo con una alta radiación electromagnética. Precisamente por esto, es que el Departamento de Salud de California ha dado ciertas advertencias para la seguridad de las personas.

Una de ellas es disminuir el uso de los celulares y además mantener la mayor distancia posible de ellos. “Aunque la ciencia sigue evolucionando, hay preocupaciones sobre la salud pública a largo término, la alta exposición a la energía emitida por los celulares”, explicó la directora del CDPH, la doctora Keren Smith. 

Esta advertencia viene después de los descubrimientos de 2009, que fueron publicados después de una orden de la Corte Superior de Sacramento y que han sido actualizados con varias investigaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos y la Organización Mundial de Salud, por mencionar algunos. En ellos revelan que mantener cerca el celular puede ocasionar cáncer en el cerebro, tumores en el nervio acústico (necesario para el oído y para mantener el balance) y las glándulas salivarías, así como una baja producción de esperma, dolores de cabeza, pérdida de memoria y afectación en el comportamiento y sueño.

Entre las recomendaciones que da la CDPH están el no ponerlo en el oído por largo tiempo, evitar usarlo si solo tiene dos rayitas de batería o menos, no dormir con él, evitar el uso cuando vas en el auto, en el bus o en el tren, pues el teléfono emite más energía electromagnética para mantener la conexión.

También recomiendan usar el altavoz o audífonos a la hora de hacer llamadas. Mandar mensajes en vez de usar el teléfono. Y si estás descargando algún archivo, transmitiendo un video, grabando un audio o algo por el estilo es mejor mantener el teléfono lejos de la cabeza y el cuerpo, ya que es en esos momentos cuando el teléfono está enviando altos niveles de energía. Además, es importante tener el celular en la mochila, bolsa o maletín, pues si lo tienes en el bolsillo del pantalón o en el brassiere, el dispositivo trata de mantenerse conectado con la torre de transmisión (de donde viene la señal) y emite más energía que puede ser perjudicial para el cuerpo.

Si quieres conocer más detalles al respecto puedes visitar la página de ProMedia, donde viene más a detalle los descubrimientos así como las recomendaciones que hacen los centros de investigación.