A veces no somos capaces de percibir la forma en la que va pasando el tiempo, y es hasta que vemos fotografías cuando descubrimos cómo los años van transformándonos lenta pero constantemente.

Con esto en mente, un hombre decidió tomarse una fotografía con su hijo cada año, haciendo la misma pose. Así, estas imágenes captan de una manera amorosa y muy conmovedora, esas 3 décadas en las que el padre ha ido envejeciendo, mientras que su bebé se transformó en todo un hombre.

Esta tradición comenzó desde 1986 y continúa hasta la fecha, de hecho en la foto correspondiente al 2015 el ciclo parece comenzar de nuevo. Aquí las fotos (falta la del 2014, que por alguna causa desconocida no fue tomada).

1986

ph1986

1987

ph1987

1988

ph1988

1989

ph1989

1990

ph1990

1991

ph1991

1992

ph1992

1993

ph1993

1994

ph1994

1995

ph1995

1996

ph1996

1997

ph1997

1998

ph1998

1999

ph1999

2000

ph2000

2001

ph2001

2002

ph2002

2003

ph2003

2004

ph2004

2005

ph2005

2006

ph2006

2007

ph2007

2008

ph2008

2009

ph2009

2010

ph2010

2011

ph2011

2012

ph2012

2013

ph2013

2015

ph2015

Si tienen un hijo pequeño, esta es una forma muy sencilla pero increíble de registrar la evolución de la relación entre ambos, y un recuerdo que en unos años tendrá un valor incalculable.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook