El trabajo es mi pasión: Despiden a empleado de Wendy’s por bañarse en el fregadero de la cocina

Sabemos que no a todos les encanta el jale en el que andan, y hacen de todo para hacer que los corran, mo dicen por ahí, trabajando duro o durando en el trabajo, pero hay quien de plano si se toma muy enserio esto. Hoy inaugurando la bonita sección de trabajadores geniales, les tenemos el caso de un empleado, una persona cuyo único error fue tener calor y decidió que era una buena idea tomar un baño en el momento menos indicado, en la chamba. 

Todo esto sucedió en una sucursal de la famosa cadena de hamburguesas en Greensville, Michigan, cuando a Dave Thomas, un ‘creativo’ empleado le empezó a dar calor y decidió que lo más sensato era tomar un baño en el trabajo. Así que sin importarle mucho lo que todos dirían de él, el joven llenó con agua y mucho jabón el fregadero de la cocina –sí, ese donde lavan todos los trastes y utensilios con los que cocinan sus deliciosos alimentos–.

Como si estuviera en la bañera de su casa o en un jacuzzi, el empleado se metió al fregadero y se echó un baño de espuma bien a gusto, nada más le faltó meter un patito de hule para hacer más amena la experiencia. Por si esto fuera poco (y el grabe error fue que), a esta brillante persona se le ocurrió pedirle a sus compañeros que grabaran el bañito que se aventó en la sucursal de Wendy’s y por supuesto que lo subieron a las redes sociales, para ser exactos a Tik Tok donde comenzó a hacerse viral.

Dave pensó que sus jefes jamás verían lo que había hecho, pero lamentablemente no fue así. Casi casi de inmediato y al enterarse de todo este show que armó, el empleado fue despedido por el gerente del lugar, además de él también pusieron de patitas a la calle a los compañeros que permitieron y grabaron el momento. Al respecto, el dueño del lugar dijo para Newsweek que no sabían si solo se había metido sin camiseta o de plano tomó el baño como dios lo trajo al mundo.

Así que para evitarse un problema sanitario, la sucursal de Wendy’s fue cerrada por un rato, para que fuera limpiado e inspeccionado. Christian Camp, un portavoz de la cadena dijo lo siguiente: “Este comportamiento atroz es completamente inaceptable y va en contra de nuestros estándares de seguridad, capacitación y operativos”. No sabemos que le habría pasado por la cabeza para que tomara esta decisión, pero pasó de ser un empleado a de plano ya no tener chamba por andar de chistosito casi en segundos. Solo nos quedar recordarlo con ese gran momento que nos dejó Drake y Josh.