¿Qué tanto podemos decir acerca de Vladimir Putin? Es el presidente de Rusia, no tiene días malos y por supuesto, tiene una poderosa condición física que cualquier hombre de 64 años desearía tener. La verdad es que no todos en este mundo pueden presumir su forma física como lo hace él.

Vamos a dejar algo claro: tanto poder en un solo ser humano no es un un accidente, sino el producto de una estricta rutina de ejercicios. Todos hemos llegado a ver sus fotos en donde se pone a nadar en un lago ruso o se pasea por los pastizales con un rifle, pero poco se había hablado de todas las actividades que este señor realiza para mantenerse en forma.

Tomando en cuenta lo que dice Newsweek, diariamente, Putin se levanta temprano y espera a que se acerque el medio día para comer su desayuno. Éste consiste en:

  • Una tazón de cereales de avena
  • Huevos de codorniz
  • Jugo de frutas

El líder nacional mantiene un control increíble cuando se habla de los alimentos, ya que cuida cada gramo de cualquier sustancia que entre en su cuerpo. Se sabe que cuanto recibe visitas del exterior, jamás acepta la comida de sus anfitriones a menos que haya sido analizada y aprobada por el Kremlin.

Después de terminar su desayuno, llega la hora de darle al ejercicio duro. Todos los días, el presidente ruso se avienta dos horas de natación, ya que también es su momento de medicación y reflexión. Luego pasa a su sección de gimnasio, donde lleva a cabo diferentes ejercicios musculares, como levantamiento de pesas y ejercicios de remo.

Vladimir Putin - Ejercicio

Eso no es todo, porque también suele practicar algo de hockey sobre hielo de vez en cuando. Cabe mencionar que no es el tipo de persona que sólo experimenta la pasión por el deporte desde las gradas, ya que suele participar en una liga donde enfrenta equipos formados por sus propios guardaespaldas.

Vladimir Putin - Hockey

Y si pensaban que Putin era incapaz de defenderse de cualquier agresor sin el apoyo de sus guaruras, se equivocan. Este sujeto ha tomado clases de sambo, un arte marcial ruso que se practica hasta ahora y se basa en una combinación de judo japonés con elementos de las luchas tradicionales de occidente.

Te mata siete veces antes de que toques el suelo.

Por si eso fuera poco, nuestro muchacho tampoco bebe alcohol, ya que desea hacer saber a su población que es un hombre capaz de respetar sus principios y mantener una imagen respetable.

Ahora saben que una personalidad tan imponente como la de Vlad es algo que no se obtiene al nacer, sino a base de un entrenamiento diario. ¿Quién necesita tener un ejército o armas de guerra, cuando se tiene a un presidente que es capaz de patearle el trasero a la mitad del planeta?