Muchos podrían pensar que las bandas nada más están pensando en tocar para multitudes, hacer mucho dinero con sus discos y que no les importaría nada más que eso, pero en este mundo hay de todo tipo de personas y eso nos lo demostró Dropkick Murphys, una banda que se tomó el tiempo de ir a tocar hasta la ventana de un pequeño fan enfermo.

Resulta que los Dropkick Murphys son una banda de punk rock estadounidense, pero antes de salir de gira se tomaron un momento para dar un concierto mega especial. Aunque los vean como chicos rudos, tocando rolas bastante ponchadas, tienen algunos fans que ni siquiera habían nacido cuando estaban empezando su carrera musical, uno de ellos es el pequeño Quinn.

Quinn es un niño de tres años que vive en Boston, lamentablemente a temprana edad le diagnosticaron cáncer, así que los primeros años de su vida los ha dedicado a luchar en contra de esta enfermedad con toda la valentía del mundo. El único deseo que tenía era ver a la banda en vivo pero había un inconveniente, el pequeño no puede salir de su casa porque es altamente susceptible a las infecciones. 

Así que, sin que se diera cuenta, algunos miembros de los Dropkick Murphys decidieron llevarle una pequeña serenata hasta su ventana. Cuando vio quienes eran, llegando con una guitarra y hasta una marioneta de tiburón, el niño se emocionó demasiado. Pero lo mejor fue cuando se dio cuenta que le habían compuesto una pequeña canción exclusivamente para él. Checa el increíble momento entre Quinn y su banda favorita a continuación:

Y eso no es todo, porque además de cantarle en privado, jugaron con él y lo hicieron pasar un momento completamente divertido. Los Dropkicks Murphys han estado siguiendo de cerca el caso de Quinn, incluso lo han apoyado gracias a una fundación que la banda tiene. Además de los punk rockers, muchas personas se han acercado a su ventana para darle un poco de aliento al pequeño, como el quarterback de los New England Patriots, Tom Brady, quien le mandó un mensaje para hacerlo sentir mejor.

Sin duda esta banda se merece un aplauso por tomarse el tiempo de consentir a un fan, es seguro decir que, incluso durante estos tiempos oscuros, todavía hay mucha luz y bondad en el mundo.