En ocasiones, la culpa es una carga demasiado grande como para llevarse toda la vida, por eso es que la gente a veces intenta corregir sus errores antes de que sea tarde. Tal es el caso de un ladronzuelo que, después de asaltar a una chica en el cajero, decidió devolver el dinero porque consideró que no podría perdonarse por sus actos.

La historia llegó a internet gracias a China Global Television Network, que compartió las imágenes que captó una cámara de seguridad. Ahí podemos ver como el hombre esperó a que su víctima sacara el efectivo, entonces desenfundó un cuchillo y se aproximó a ella, pero no pudo perpetrar el acto porque su consciencia no se lo permitió.

¿Qué lo hizo cambiar de opinión en el último momento? De acuerdo con el testimonio de la mujer, ella entregó los dos mil 500 yuan que había extraído (poco más de siete mil pesos). Instantes después, el asaltante le pidió que le mostrara el resto de su saldo por pura avaricia, pero entonces este topó con la triste realidad: ya no le quedaba nada.

La mujer, que ya estaba muy asustada, le explicó que el dinero que había sacado era para pagar cuentas y sobrevivir a lo largo del mes, así que no le quedaba nada. Fue ahí cuando el ladrón perdió la voluntad de seguir con su fechoría, pues su única respuesta fue sonreír y devolver lo que había robado hace unos minutos.

Según los reportes, esta historia tuvo lugar en la ciudad de Heyan, en China. CGTN informó que, a pesar de que este sujeto no se quedó con la lana, igualmente fue detenido y ahora enfrenta cargos por asalto y uso de un arma blanca. Debido a esto, la banda de internet le apodo cariñosamente “el Robin Hood moderno”, ya que sólo estaba dispuesto a robar a los ricos.

Asaltante devuelve el dinero de su víctima

Si se preguntaron cuál era la lección de vida en esta historia, sólo podemos decir que no debemos hacer cosas que nos hagan sentir culpables. Es más, ni siquiera deberíamos pensar en hacerlas, porque no se sabe cuándo podría ocurrirnos lo mismo que a este tipo. A veces, arrepentirse no es suficiente.