Navidad es una de las temporadas favoritas de la mayoría de la gente, y vaya que hay motivos para eso. Desde la magia de esperar a que Santa Claus te deje juguetes, el poder juntarse a cenar con la familia (y que tus tíos se peleen por la casa de tu abuela), o poner el arbolito y las luce navideñas en casa, estas fechas son una de las más esperadas por la gente.

En el caso de los que trabajan, la Navidad también es una época donde recibes un poco más de dinero del que esperas. Y es que para muchos, esta es la fecha en la que se da el famoso “Aguinaldo”, una prestación laboral que se brinda a finales de año y que algunos ocupan para poder darse algún gustito o regalarle algo a su familia en la época decembrina.

De acuerdo con lo establecido en México, el aguinaldo debe ser igual a 15 días de salario (o sea una quincena). O bien, te deben dar una parte proporcional si aún no has cumplido un año en ese empleo. Para los que tienen suerte, hay empresas que le dan a sus trabajadores más dinero del que esperaban, sin embargo, en México nunca podremos vivir la felicidad y emoción que seguramente experimentaron los empleados de una empresa de Maryland, quienes recibieron un aguinaldo de 50 mil dólares. 

Se trata de la firma de bienes raíces St. John Properties, la cual sorprendió a sus 198 empleados con un bono de más de 10 millones de dólares que se repartió entre cada uno de ellos, y de manera proporcional a los años que llevan laborando en la empresa.

Captura de pantalla

La sorpresa fue revelada por Edward St. John, fundador de la empresa, durante la cena navideña. Obviamente los trabajadores se sorprendieron al conocer la noticia, incluso muchos lloraron al conocerla, pues ese dinero ayudará para pagar la educación de sus hijos o la hipoteca de su casa. Vean nomás el video a continuación:

De acuerdo con un comunicado de la empresa, recientemente se cumplió la meta de desarrollar 20 millones de pies cuadrados de espacio en ocho estados, por lo que el jefe decidió recompensar el esfuerzo de todo su equipo. “Estoy agradecido por cada uno de nuestros empleados, por su arduo trabajo y dedicación. No podría pensar en una mejor manera de demostrarlo”, comentó a una cadena de noticias local.

No pues, la neta uno sí se emocionaría al ver esa cantidad escrita en un sobre, aunque probablemente para muchos ese sólo sea un sueño que vivirá por siempre en nuestra memoria. ¿Ustedes qué harían si su jefe les pagara un bono de varios miles de pesos?