¿A quién no le ha tocado encontrarse con una araña, una lagartija o un roedor y dar un brinco por el susto? (no se hagan los valientes, a todos nos pasa). Bueno, si esos pequeños animalitos logran espantarnos, imagínate lo que sería abrir la puerta de tu auto y encontrarte frente a frente ¡con un imponente oso!

Esto fue precisamente lo que le pasó a un ciudadano de la Columbia Británica en Canadá, llamado Andres Dean. De acuerdo con la información de Daily mail, la madre de Dean le pidió que fuera a ver qué pasaba con el auto, pues la alarma de éste se encendió a mitad de la noche. El tipo llegó al vehículo, abrió la puerta trasera y se encontró con la sorpresa de que un oso estaba en el interior del automóvil, rasguñando y mordiendo los asientos como si trataran de una deliciosa cena.

Tranquilidad nivel: encuentra un oso en su auto y reacciona como si nada

Foto: Captura de pantalla

Cualquier otra persona hubiese salido despavorida por el susto, despertando a todos los vecinos con gritos dignos de una película de ficción, pero el buen Andres Dean, por el contrario, se lo tomó con mucha calma.Oh, hey, hay un oso en el auto (…) ¿Qué estás haciendo aquí? ¡Vamos amigo!… Oh, tu auto está realmente dañado. Oh, esto no es bueno“, dice Dean como si  el encuentro con el oso se tratara de cualquier otra cosa menos impresionante.

Pero él no fue el único que demostró un temple poco habitual ante tal situación, la madre (quien al parecer es dueña del vehículo) tampoco se escucha muy asustada que digamos, pues lo único que expresa al ver al enorme animal destruyendo su auto es: “¿Cómo se metió en mi auto?“. No cabe duda que la valentía viene de familia.

Te dejamos a continuación el video para que nos digas (con el mano en el corazón) si tú reaccionarías igual o serías como nosotros y saldrías corriendo en el preciso instante en que los brillantes ojos del oso se asoman en medio de la oscuridad.