Cuando eras un chiquillo, seguro los adultos de tu casa te decían: “cuida el dinero porque no crece en los árboles”, y tal vez en su momento no nos resonaba tanto, pues al fin, no era nuestro dinero el que habría que cuidar. Pero ¿qué tal ahora de adultos, cuando nos topamos con la dura realidad de que si nosotros no cuidamos nuestro dinero, se nos va de las manos tal como llegó? Por tantas deudas y/o malas administraciones al final nos quedemos con cinco peso… ¡kiorror!

Es por eso que, aunque la educación financiera no es una materia que nos dieron en la escuela, sí es nuestra responsabilidad informarnos sobre ello, y sobre todo, estar conscientes de que necesitamos saber manejar de mejor forma nuestras finanzas personales para evitar caer en problemas chonchos de los que sea más difícil salir. Así que si quieres empezar ya, ¡pásele joven y llévese su starter kit con tips básicos de educación financiera!

cómo organizar mis gastos para ahorrar
Foto: Especial

1) Divide tus gastos en fijos y variables y elimina al rival más débil

¡Ay nanita! Se leerá muy técnico esto, pero es más sencillo de lo que crees, primero checa: tus gastos fijos son los que te ayudan a sobrevivir (esenciales), y los gastos variables son aquellos que haces para mantener el estilo de vida que te gusta (no esenciales). Ahora, elimina algunos gastos variables que sabes que son una fuguita de lana constante, y que no te afectarán en tu día a día, coff, coff: las mil suscripciones de streaming.

¿qué porcentaje debo ahorrar de mi sueldo?
Foto: Especial

2) Ahorra un porcentaje de tu sueldo

Lo sabemos, es difícil ahorrar con tanto gasto y la inflación que no cede. Pero seguro que después de todos los gastos que tienes que cubrir, al final te quedan por lo menos $50 o $100 pesitos, que no le caerían nada mal al cochinito que tienes en dieta desde hace mil años. Destina una cantidad fija mensual para alimentar a tu cochinito y ¡cumple!

cómo utilizar adecuadamente la tarjeta de crédito
Foto: Especial

3) Utiliza sabiamente tu tarjeta de crédito

No satanices a las tarjetas de crédito, ¿ellas qué culpa tienen de nuestros malos manejos? Al final, las tarjetas de crédito son un gran recurso si se utilizan para gastos fuertes pero necesarios, por ejemplo: para comprar tu sala o comedor. Procura fijar la cantidad a pagar a MSI, pero eso sí, asegúrate de que tus finanzas te van a permitir cubrir esa deuda mes con mes.

app para invertir dinero de forma segura
Foto: Cortesía Vest App

4) Pon a chambear tu dinero en inversiones seguras

Una de las principales barreras que existen en el mundo financiero, es la falta de información y educación de las personas, pues probablemente lo único que hemos aprendido es a ahorrar nuestra lana y dejarla guardada, pero realmente lo que deberíamos hacer es ponerla a chambear para que genere más.

Por eso, si tú ya juntaste una lana en tu cochinito, es hora de ponerla a chambear para que te dé más. Pero si tú como nosotros, no sabes por dónde ni cómo empezar a invertir, una buena opción para hacerlo desde tu celular es la Vest App, pues ellos fueron conscientes de esta situación y a través de un simulador de inversión y contenido educativo, te enseñarán a invertir en más de 5 mil empresas de la Bolsa de Valores de la New York Stock Exchange (NYSE). Además, cuentan con una herramienta que se llama SmartVest en la cuál, a través de algunas preguntas sobre tus objetivos y propósitos, te ofrecerán un portafolio personalizado creado por expertos, para que puedas invertir desde tu primer depósito, ya que, el dinero que transfieres a tu cuenta, al igual que tus inversiones, son en dólares al mejor tipo de cambio, y las transacciones no tienen comisiones. Checa más detalles para entrarle AQUÍ.

Memo Ochoa inversionista en Vest App
Foto: Cortesía Vest App

Así como Memo Ochoa es inversionista en Vest App, tú también puedes serlo. Todavía estás a tiempo de cumplir el propósito de aprender y mejorar tus finanzas personales, antes de que acabe el 2022. Así que ¡no hay pretextos! Aplícate y empieza el 2023 con todo.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook