¿Qué podríamos presumir de nuestra adolescencia?, los amigos, los recuerdos; igual algunos trofeos o reconocimientos… pero sin duda muy pocos son los afortunados en poder decir que descubrieron un planeta.

Pues un grupo de estudiantes de Inglaterra, que rondan entre la edad de 15 y 17 años, descubrió un planeta pequeño del tamaño de Neptuno

durante un taller en su escuela.

Se trataba del “Proyecto Tatooine”, tomando el mundo de Star Wars como curiosidad por observar las estrellas. En general el taller trataba de identificar exoplanetas que orbitan al rededor de estrellas nobles. Fue así que Josh Trentham, de 15 años de edad, notó la sombra delatora de un nuevo planeta gracias al análisis del satélite Kepler de la NASA. El nuevo planeta orbita en una estrella similar al Sol, ésta se ubica en la constelación de Virgo, que está a unos 800 años luz de distancia.

Y este no fue el único descubrimiento, después de que Josh y su equipo redactaran su informe, un estudiante llamado Rob del Colegio Newcastle encontró otro posible exoplaneta. Este también tiene un tamaño muy similar al de Neptuno.

Desde el lanzamiento del telescopio Kepler, en el 2009, se han descubierto un sin fin de planetas, tan sólo 21 de estos han sido considerados muy similares a la Tierra, y estos descubrimientos sólo nos muestran la mínima fracción que conocemos del universo.