El mundo del amor es “muy interesante pero muy estraño”, pues aunque a muchos puede inspirarlos a sacar lo mejor de sí mismos, a otro nomás’ los hace revelar los psicópatas que llevan dentro. Y si hay algo peor en esto son los exnovios tóxicos, que nomás’ no entienden que ya no quieres nada con ellos pero que están duro y dale con que van a cambiar y que las cosas serán diferentes.

Y si ustedes pensaban que su ex es tóxico nomás’ porque les marca a las 3 de la mañana o les aplica el ‘Ontas’ cada fin de semana, entonces conozcan la historia de Cary Michael Cocuzzi, un tipo de 30 años de Estados Unidos, que decidió esconderse en el ático de su exnovia desde que terminaron, y a quien le hizo creer que su casa estaba embrujada porque movía las cosas en el hogar. ¡Ni Joe Golberg se atrevió a tanto!

De acuerdo a The Washington Post, esto ocurrió en una casa ubicada en el barrio de Pittsburgh. Resulta que una chica de 37 años -expareja de este no agradable sujeto- comenzó a escuchar ruidos extraños en el ático de su casa, y al no encontrar una razón lógica de lo que los originaba, la mujer en cuestión comenzó a sospechar que su casa estaba poseída. Pero no, la cosa era peor, pues en realidad se trataba de su exnovio que llevaba cerca de tres meses viviendo ahí, y quien aprovechaba para usar la tele, el baño y comer algo de la alacena cuando la chica no estaba en casa.

No sabemos mucho de fantasmas, pero si existen estamos seguros que no les preocuparía bañarse ni usar toallas para secarse. Aunque suene gracioso justo esa fue una de las cosas que delataron a Michael, pues el sujeto en cuestión dejaba sus toallas usadas o no bajaba la tapa del baño (típico), por lo que la mujer comenzó a sospechar que no se trataba de un ser de otra dimensión, y aunque pensó que su exnovio estaba detrás de eso, no quiso entrar en paranoia e intento dejar el asunto atrás. 

Sin embargo, sus peores temores se hicieron realidad cuando un día, mientras estaba limpiando, escuchó ruidos en su habitación y al subir se encontró ahí a Cary Michael Cocuzzi, su expareja y quien tenía una orden de restricción contra ella, ya que durante su relación sentimental abusó de ella tanto física como mentalmente. Total que cuando el tipo la miró, se le fue encima, pero ella logró escapar y pedir ayuda a sus vecinos, quienes llamaron a la policía.

Ahora Cary Michael se encuentra detenido y afronta varios delitos, entre ellos el no haber acatado la orden de restricción que tenía en su contra. En cuanto a la víctima, cuya identidad pidió no fuera revelada, dijo que este episodio sin duda la marcará de por vida y que no estará tranquila hasta que el sujeto no tenga ninguna posibilidad de molestarla ni a ella ni a sus hijas, quienes afortunadamente no se encontraban cuando ocurrió todo esto.