¿Por qué no deberías usar acondicionador en caso de un ataque nuclear?

Ante los últimos berrinches de Donald Trump y Kim Jong Un, el temor de una Tercera Guerra Mundial se ha intensificado.

Ante los últimos berrinches de Donald Trump y Kim Jong Un, el temor de una Tercera Guerra Mundial se ha intensificado. Peor aún, a diferencia de los anteriores conflictos, las armas nucleares son algo existente y palpable.

Para muchos, la destrucción ocasionada por la explosión es una pesadilla, pero lo peor viene después. Debido a la radiación y contaminación de la energía radioactiva, la zona donde caiga una de estas bombas es inhabitable por mucho tiempo.

La descontaminación es un proceso bastante complicado y sólo algunos materiales pueden ser utilizados. Pero si a ustedes les gusta tener el cabello brillante y sedoso, les traemos la mala noticia de que los acondicionadores son un peligro ante la contaminación nuclear.

Acondicionador

Díganle adiós a su copete bien parao, que el uso de acondicionadores para el cabello pueden guardar partículas radioactivas. A través de una serie de líneas sobre qué hacer ante una amenaza nuclear, la Oficina de Defensa Civil de Guam recomienda evitar usar acondicionador para cabello.

Después de la explosión, las partículas radioactivas se unen al polvo y a la piel, pudiendo entrar fácilmente por los hoyos capilares y las escamas del cabello. Mientras que el shampoo y una buena lavada pueden quitar este polvo radiactivo, los compuestos químicos del acondicionador hacen que las escamas del cabello se cierren, atrapando dentro las partículas radioactivas.

A diferencia del shampoo, los acondicionadores están hechos para adherirse al cabello. Si el acondicionador tiene contacto con material radioactivo, los compuestos aceitosos y pegajosos pueden adherir el polvo al cabello.”

De hecho, expertos como Perry Romanowski recomiendan deshacerse de cualquier producto de limpieza aceitoso o pegajoso, ya que estos pueden adherir estos materiales nocivos.

Aún se desconoce el daño que estas partículas pueden ocasionar, pero viendo que lo mejor es disminuir la contaminación por radiación, es imperante el no usar productos químicos que puedan reaccionar.

Así qué, ¡dios nos agarre confesados y crucemos los dedos para que nada malo ocurra!