Seguramente recuerdan Sex and the City, la serie de HBO que seguía la vida de Carrie Bradshaw. Una mujer en sus 30 que llevaba una vida atribulada en Nueva York. Pues en la introducción, Sarah Jessica Parker, la actriz detrás del personaje, salía con una faldita de ballet que termina manchada de agua puerca después de que un coche pasa junto a ella y la salpica.

La diseñadora de vestuario de la serie, Patricia Field, confeccionó una réplica exacta del celebre tutú del programa de 1998 y la puso a la venta. En una entrevista para WWD, comentó que en realidad se había encontrado la falda en una exposición y la compró por sólo cinco dólares. Le costó un poco de trabajo convencer a los ejecutivos de HBO para que Carrie la usara en el video de introducción. A fin de cuentas, y con un poco de ayuda de la protagonista, lo logró.

Patricia Field y Sarah Jessica se conocieron en el set de la película Miami Rhapsody. Luego la segunda invitó a la primera a pertenecer al equipo de vestuario de Sex and the City y se quedó ahí las seis temporadas que duró la serie.

 

 

Field ha recibido muchos reconocimientos por su trabajo en el vestuario de diferentes series y películas. Estuvo nominada a un Oscar y a un premio BAFTA por su diseño de vestuario en El diablo viste a la moda. Su secreto para triunfar en la industria de la moda es inspirador:

“Asegúrate de amarla. Es una industria maravillosa. Puedes hacer que las cosas se vean hermosas si tienes un buen corazón. Pero tienes que amarla porque si las cosas se ponen difíciles, aún así tienes que amarla. No sólo me refiero a la industria de la moda, es lo mismo con cualquier carrera. Haz lo que amas y lo que te resulte sencillo”.

Preach it, sister.