El año pasado fuimos testigos de una de las historias más conmovedoras al saber que un fanático de Star Wars con una enfermedad terminal pidió poder ver la película antes de morir ya que según su diagnóstico médico, el pobre hombre no podría llegar con vida al estreno, y fue así como Lucasfilms cumplió su sueño.

Esto se repitió hace poco cuando Neil Hanvey

de 36 años de edad fue diagnosticado con menos de 8 meses de vida, lo que indicaba que no lograría ver Rogue One en la fecha de estreno, es por eso que una enfermera del hospital donde estaba internado en conjunto con su esposa, comenzaron una campaña en redes sociales llamada #RogueOneWish para que pudiera ver esta cinta.

Neil también compartió en los videos utilizados para esta campaña que el primer regalo que recuerda de parte de sus padres era un Halcón Milenario. Al enterarse de esto, Mark Hamill compartió en su cuenta de Twitter la historia de Neil para ayudarlo a cumplir su sueño.

Fue así como pudo ver Rogue One antes que nadie el pasado sábado, y tristemente falleció esta semana debido a su enfermedad, pero sabemos que se fue feliz al lograr ver la cinta que tanto esperaba y ahora Neil es uno con la fuerza.

star-wars-cry